Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen de archivo se observa el Banco Central Europeo en Fráncfort, Alemania, el 10 de junio de 2017. REUTERS/Ralph Orlowski - RTS16HYC

(reuters_tickers)

Por Francesco Canepa

FRÁNCFORT (Reuters) - Las autoridades del Banco Central Europeo (BCE) se mostraron preocupadas por una posible sobrevaloración del euro cuando se reunieron el 20 de julio y advirtieron que las laxas condiciones financieras no deben ser "dadas por sentado", ya que dependen de sus políticas, mostraron el jueves las minutas del organismo.

El reciente avance del euro, que está abaratando las importaciones del bloque y haciendo menos atractivas sus exportaciones, ha sido señalado por los inversores como la mayor amenaza a los esfuerzos del BCE para reanimar la inflación en la zona euro hasta su meta cercana al 2 por ciento.

El euro, por ejemplo, ha ganado 6,3 por ciento desde la primera quincena de abril contra una cesta de monedas observadas de cerca por el BCE como una medición sobre la fortaleza de la divisa.

Las minutas de la reunión de julio del BCE mostraron que las autoridades del organismo se alarmaron porque la sugerencia de cambios en política monetaria expresada en junio por el jefe de la entidad, Mario Draghi, provocó una escalada del euro y de los rendimientos de la deuda de la zona euro, desbaratando parte de los esfuerzos por reducir los costos de endeudamiento.

Las actas señalaron que los funcionarios estaban sumamente conscientes de los riesgos cuando decidieron no hacer cambios en su compromiso de continuar con los estímulos monetarios del BCE, ante la preocupación de que incluso una pequeña alteración en su mensaje pudiera ser sobreinterpretada y agitara a los mercados.

"Se expresaron preocupaciones por una posible sobrevaloración en la fijación futura del nuevo precio por parte de los mercados financieros, en especial los mercados cambiaros extranjeros", indicó el BCE en las minutas.

"Se destacó que las aún favorables condiciones financieras no deben ser dadas por sentado", agregó.

Las autoridades afirmaron también que la duración y el ritmo del programa de compra de bonos del BCE por 2,3 billones de euros no son las únicas herramientas disponibles para ajustar su posición y que es necesario "más espacio de política en cualquier dirección".

Las minutas indicaron que se hizo una sugerencia para ajustar la guía del BCE, que incluye una promesa de aumentar las compras de bonos desde su ritmo actual de 60.000 millones de euros mensuales si es necesario, pero fue rechazada por temor a una reacción adversa del mercado.

(Reporte de Francesco Canepa. Editado en español por Marion Giraldo y Carlos Serrano)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters