Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Gente camina frente a la sede del banco central de Colombia en Bogotá. 7 de abril de 2015. El directorio del Banco Central de Colombia inició el viernes su reunión de política monetaria de la que el mercado espera una baja de la tasa de interés de referencia, por segundo mes consecutivo, para apoyar la recuperación de la economía, aprovechando que hay menos expectativas de inflación. REUTERS/Jose Miguel Gomez

(reuters_tickers)

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ (Reuters) - El directorio del Banco Central de Colombia inició el viernes su reunión de política monetaria de la que el mercado espera una baja de la tasa de interés de referencia, por segundo mes consecutivo, para apoyar la recuperación de la economía, aprovechando que hay menos expectativas de inflación.

En un reciente sondeo de Reuters, 13 de los 14 analistas consultados anticiparon una baja de la tasa de 25 puntos base a un 7 por ciento y uno estimó un recorte de 50 puntos base. Sería la tercera disminución del tipo referencial desde que el banco inició el ciclo bajista, en diciembre pasado.

La reducción en el costo del dinero estaría apoyada en el débil comportamiento de indicadores líderes de comercio, producción y consumo interno, que reflejan la fragilidad de la cuarta economía de América Latina.

"El reciente pulso a la economía muestra un enfriamiento peligroso que requiere un apoyo decidido del Banco Central para recuperarla, sabiendo que los efectos de la política monetaria que se implemente hoy tendrá efecto dentro de 4 a 8 trimestres, por lo que es muy necesario acelerar el paso", dijo Wilson Tovar, economista jefe de la correduría Acciones y Valores.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo la semana pasada su proyección para el crecimiento económico del país a un 2,3 por ciento, desde una anterior de un 2,6 por ciento, por debajo de la meta gubernamental de 2,5 por ciento.

Para los analistas, el banco tiene el espacio necesario para relajar su postura monetaria, teniendo en cuenta el descenso significativo que comenzó a mostrar la inflación en lo que va del año y las perspectivas del indicador.

No obstante, las expectativas para el alza de los precios al consumidor de este año aún se encuentran por encima de la meta de largo plazo, de entre un 2 y un 4 por ciento, por lo que la baja de la tasa de interés podría no tener un voto unánime del directorio del banco emisor.

El colegiado de siete miembros sesionará sin uno de ellos, debido a que aún no se ha asumido José Antonio Ocampo, escogido por el presidente Juan Manuel Santos para reemplazar como codirector a César Vallejo.

(Reporte de Nelson Bocanegra. Editado por Javier López de Lérida)

Reuters