Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato presidencial de Brasil, Jair Bolsonaro, asiste a una conferencia de prensa en Río de Janeiro, Brasil, el 11 de octubre de 2018. REUTERS / Ricardo Moraes

(reuters_tickers)

Por Gabriel Stargardter

RÍO DE JANEIRO (Reuters) - Poco después de describir a los medios como "basura", el candidato de extrema derecha y favorito para ganar la elección presidencial de Brasil, Jair Bolsonaro, trató a los periodistas de "amigos" y prometió defender la libertad de prensa, en un intento por atraer a votantes de centro antes del balotaje.

Bolsonaro aprovechó una ola de malestar público por años de corrupción, de un aumento de la violencia y de una economía débil y lideró la primera vuelta electoral del domingo pasado, con un 46 por ciento de los votos. Muchos creen que derrotará al izquierdista Fernando Haddad, del Partido de los Trabajadores (PT), en la segunda vuelta del 28 de octubre.

Pero pese a su buen resultado en las urnas, los sondeos muestran que Bolsonaro es despreciado por una gran proporción del electorado. Durante sus casi tres décadas como diputado federal, el capitán retirado de Ejército provocó la indignación de muchos votantes con comentarios violentos, misóginos y homofóbicos.

Esas preocupaciones han aumentado desde la elección del fin de semana pasado debido a una serie de ataques, supuestamente de sus simpatizantes, contra opositores políticos y por su antipatía por la prensa, a la que calificó de "basura" el jueves en una publicación en Twitter.

Poco después del tuit, Bolsonaro tuvo un tono más conciliador, en un intento por atraer a votantes de centro y negando ser de "extrema derecha". También prometió que respetará la libertad de una prensa a la que ha criticado regularmente por, según él, tratarlo en forma injusta.

"Miembros de la prensa, o quizás debería decir 'amigos', ... vamos a garantizar la libertad de la prensa. No vamos a tener nada de eso de control de medios", comentó en una sala llena de periodistas y partidarios en Río de Janeiro, en su primera conferencia de prensa pública desde las elecciones.

"Queremos que sean realmente independientes y responsables en todo lo que escriben", agregó.

Pero cuando le tocó el turno para preguntar a una periodista del respetado periódico Folha de S.Paulo, ella fue abucheada por los simpatizantes de Bolsonaro, lo que llevó a que tuviera que interceder el líder del Partido Social Liberal (PSL), Gustavo Bebianno, para recordarles de su compromiso con una prensa libre.

Bolsonaro ha prescindido cada vez más de los medios convencionales brasileños en las últimas semanas, pues ha optado por hablar directamente a sus partidarios a través de Facebook Live o en entrevistas con redes de televisión amistosas con él, que recuerdan las estrategias comunicacionales del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El jueves, el capitán retirado del Ejército reiteró su admiración por el mandatario estadounidense, pero aseguró que no se ha reunido con el exasesor de Trump, Steve Bannon, que apareció con Eduardo, uno de los hijos de Bolsonaro, durante la campaña.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes










Reuters