Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, combatientes rebeldes en las afueras de al-Bab, Siria. 4 de febero de 2017. Combatientes de la oposición siria apoyados por Turquía reanudaron el jueves una importante ofensiva en el interior de la ciudad de al-Bab, controlada por Estado Islámico, un día después de que rompieron las defensas del grupo yihadista en el bastión que todavía mantiene en la provincia de Alepo.REUTERS/Khalil Ashawi

(reuters_tickers)

Por Suleiman Al-Khalidi y Daren Butler

AMÁN/ANKARA (Reuters) - Ataques aéreos rusos mataron accidentalmente el jueves a tres soldados turcos durante una operación contra el Estado Islámico en Siria, dijo el Ejército turco, subrayando los riesgos de enfrentamientos no deseados entre las potencias involucradas en una compleja guerra.

"Durante una operación de un avión de guerra de la Federación Rusa contra blancos del Estado Islámico en la región de la operación Escudo del Éufrates en Siria, una bomba impactó accidentalmente un edificio utilizado por unidades del Ejército turco", dijeron las Fuerzas Armadas de Turquía en un comunicado. Otros 11 soldados resultaron heridos.

El Kremlin también dijo que el presidente ruso, Vladimir Putin, llamó a su homólogo turco, Tayyip Erdogan, para expresarle sus condolencias y atribuir el incidente a la escasa coordinación entre Moscú y Ankara.

Además de Rusia y Turquía, entre las potencias extranjeras involucradas en la guerra de seis años en Siria se incluyen los miembros de una coalición liderada por Estados Unidos que enfrenta al Estado Islámico, así como al grupo Hezbolá de El Líbano y a otras milicias respaldadas por Irán.

Rusia es un aliado clave del presidente sirio, Bashar al-Assad, mientras que Turquía apoya a los rebeldes que se le oponen. En el 2005, las fuerzas turcas derribaron un avión de la Fuerza Aérea rusa que dijo había ingresado al espacio aéreo de su país, aunque Moscú negó cualquier violación territorial.

Desde entonces, ambos países han enmendado sus relaciones y el comunicado del Kremlin el jueves dijo que ambos líderes acordaron aumentar la coordinación militar contra el Estado Islámico.

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, también expresó sus condolencias por las bajas de Turquía en un llamado telefónico con el primer ministro turco, Binali Yildirim, en el que discutieron la cooperación en la lucha contra el terrorismo, dijo el despacho de Yildirim.

Rebeldes sirios apoyados por Turquía lanzaron una gran ofensiva contra la ciudad siria de al-Bab, ubicada a 30 kilómetros al sur de la frontera con Turquía y bajo control del Estado Islámico. Sus avances los ponen en riesgo de entrar en conflicto directo con las fuerzas del Gobierno sirio que se aproximan a la ciudad desde el sur.

(Reporte de Suleiman Al-Khalidi; reporte adicional de Daren Butler en Estambul. Traducido por la Redacción de Madrid. Editado por Patricio Abusleme vía Mesa Santiago)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters