Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen de archivo, un avión estadounidense B-52 en la base aérea de Osan en Pyeongtaek (Corea del Sur) el 10 de enero de 2016. REUTERS/Kim Hong-Ji

(reuters_tickers)

Por Christine Kim y Hyonhee Shin

SEÚL (Reuters) - Un bombardero estadounidense B-1B se integró el miércoles a los ejercicios militares a gran escala que desarrollan esta semana Estados Unidos y Corea del Sur, unas maniobras que han avivado las tensiones en la región por la hostilidad creciente entre Pyongyang y Washington.

El bombardero salió desde Guam, la isla del Pacífico administrada por Estados Unidos, y se unió a los cazas F-22 y F-35 estadounidenses para los ejercicios anuales que se extenderán hasta el viernes.

Los ejercicios se producen una semana después de que Corea del Norte anunció que había efectuado una prueba con su misil balístico intercontinental más avanzado, capaz de alcanzar Estados Unidos, como parte de un programa de armas que ha llevado a cabo en desafío de sanciones y de las críticas de la comunidad internacional.

Consultado por el vuelo del avión bombardero, el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, dijo en una rueda de prensa en Pekín: "Esperamos que las partes implicadas mantengan la moderación y no hagan nada que incremente las tensiones a la Península Coreana".

Corea del Norte amenaza a menudo con destruir Corea del Sur, Estados Unidos y Japón, y su agencia de noticias estatal oficial, la KCNA, dijo el fin de semana que la administración del presidente Donald Trump estaba "pidiendo a gritos una guerra nuclear" al sacar los cazas.

También describió a Trump como un "insensato", luego de que el mandatario republicano amenazara con destruir a Corea del Norte si amenazaba a Estados Unidos.

KNCA dijo el martes que los ejercicios en los que tomó parte el bombardero representan una simulación de una "guerra frontal", incluyendo maniobra para "atacar a los líderes del estado y bases de proyectiles nucleares, balísticos y otros equipos de defensa".

El senador republicano Lindsey Graham exhortó el domingo al Pentágono a que empiece a trasladar a familiares de militares estadounidenses desplegados en Corea del Sur, como esposos e hijos, ya que el conflicto con Corea del Norte se estaría acercando.

Los ejercicios militares coinciden con una inusual visita a Corea del Norte del jefe de asuntos políticos de Naciones Unidas Jeffrey Feltman.

(Reporte de Christine Kim, Hyonhee Shin, Michelle Nichols, Arshad Mohammed, David Brunnstrom, Vladimir y Michael Martina. Redacción de Madrid. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters