Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de un empleado transportando piezas de carne en una carnicería de Sao Paulo, Brasil. 10 octubre 2014. La policía brasileña detuvo el sábado a un ejecutivo de la empresa cárnica BRF SA, mientras esta compañía y su rival JBS SA publicaron anuncios a toda página para intentar limpiar su imagen ante las acusaciones de supuestos sobornos pagados para ocultar condiciones antihigiénicas en sus instalaciones. REUTERS/Nacho Doce

(reuters_tickers)

RÍO DE JANEIRO (Reuters) - La policía brasileña detuvo el sábado a un ejecutivo de la empresa cárnica BRF SA, mientras esta compañía y su rival JBS SA publicaron anuncios a toda página para intentar limpiar su imagen ante las acusaciones de supuestos sobornos pagados para ocultar condiciones antihigiénicas en sus instalaciones.

El ejecutivo de BRF Roney Nogueira se entregó a la policía para ser interrogado en el aeropuerto de Guarulhos, en Sao Paulo, según un portavoz de la firma. Al igual que JBS, BRF forma parte de una gran industria envasadora de carne que en los últimos años ha convertido a Brasil en uno de los mayores exportadores mundiales.

La policía buscaba a Nogueira, que estaba regresando a Brasil desde Sudáfrica, porque habló presuntamente de sobornar a inspectores sanitarios, incluido uno que ayudó a evitar el cierre de una planta en el estado de Goiás, de acuerdo a documentos judiciales.

La policía dijo que los registros policiales del viernes se debieron a evidencias de que algunas productoras de carne pagaron a inspectores y políticos para que ignoraran el procesamiento de carne podrida y exportaciones con documentos fraudulentos e, incluso, hasta con trazas de salmonella.

En una iniciativa diseñada para destacar la importancia para Brasil de la agricultura, uno de los pocos sectores aún vibrantes en una economía que intenta dejar atrás dos años de recesión, el presidente Michel Temer tiene previsto reunirse el domingo con ejecutivos de la industria, dijo una portavoz del gobierno.

El sábado, JBS y BRF lanzaron una ofensiva de relaciones públicas para intentar frenar una crisis que amenaza a una industria con 12.000 millones de dólares en exportaciones anuales.

"La calidad es la máxima prioridad de JBS y sus marcas", indicaban los anuncios de esta firma, la mayor productora mundial de carne, en varias publicaciones, incluidos los principales diarios de Sao Paulo y Río de Janeiro.

BRF, por su parte, publicó avisos dirigidos a "los millones de consumidores cuya confianza nos hemos ganado", comprometiéndose a adherirse a los principios de "verdad, respeto, calidad y transparencia".

(Reporte de Paulo Prada; editado en español por Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters