Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, saliendo de la Casa Blanca en Washington. 24 julio, 2017. REUTERS/Joshua Roberts

(reuters_tickers)

Por Amanda Becker y Patricia Zengerle

WASHINGTON (Reuters) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos se apresta a aprobar el martes por una mayoría abrumadora un proyecto de ley con nuevas sanciones a Rusia, Irán y Corea del Norte que podría complicar la expectativa del presidente Donald Trump de mejorar sus relaciones con Moscú.

La medida legal - impulsada por republicanos y demócratas - busca penalizar a Rusia por anexar la península ucraniana de Crimea y por su presunta interferencia en las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016.

Las posibilidades de que el proyecto de ley avance en el Senado no están claras, después de que un influyente senador dijo que un acuerdo entre los legisladores de la Cámara alta anunciado el fin de semana podría no ser definitivo.

El senador republicano Bob Corker, presidente de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, dijo a periodistas que los negociadores tuvieron "un muy buen fin de semana" pero que cualquier anuncio parece ser "prematuro".

"Estamos casi listos, aún hay unos temas de procedimiento que estamos discutiendo, pero ustedes saben, creo que ha funcionado muy, muy bien. Todavía tenemos un par de cosas definir sobre Corea del Norte", dijo Corker.

Si el Senado dominado por los republicanos aprueba la ley, Trump deberá decidir si promulgarla o vetarla. Un rechazo a la medida legal podría ponerlo en una situación en la que su veto sea revocado por los legisladores.

El Gobierno de Trump rechaza una sección del proyecto de ley de sanciones que indica que el presidente debe obtener la aprobación del Congreso antes de reducir o aliviar las medidas punitivas contra Moscú.

"Él va a estudiar la legislación y verá cómo luce el producto final", dijo la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders a periodistas el lunes, cuando fue consultada si Trump apoyaría la medida.

Las relaciones de Trump con Rusia han sido un tema polémico durante sus primeros seis meses de presidencia, mientras continúan las investigaciones sobre si sus colaboradores se coludieron con hackers rusos para influenciar en las elecciones presidenciales a favor del republicano.

Rusia niega cualquier interferencia en las elecciones y Trump rechaza la idea de que sus miembros de campaña podrían haberse coludido con Moscú. El mandatario sostiene que las investigaciones tienen motivaciones políticas.

(Reporte adicional de Steve Holland y Susan Heavey. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters