Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Guardia Civil Española escolta a un hombre acusado de estar involucrado en una célula islámica tras el ataque terrorista de Barcelona, en Tres Cantos, España el 21 de agosto de 2017. REUTERS/Juan Medina TPX IMAGES OF THE DAY - RTS1CQMP

(reuters_tickers)

Por Adrian Croft

MADRID (Reuters) - Una célula yihadista que usó una furgoneta para matar a 13 personas en Barcelona planeaba uno o varios grandes ataques con bombas, posiblemente contra iglesias o monumentos, dijo el martes un sospechoso en una audiencia judicial, según fuentes cercanas a la investigación.

Las fuentes sostuvieron que Mohamed Houli Chemlal informó a la Audiencia Nacional que el grupo estaba liderado por un imán que instó a sus miembros, en su mayoría marroquíes jóvenes, a una guerra santa y les dijo que "el martirio es bueno, de acuerdo al Corán".

Tras una audiencia en la que participaron los cuatro sospechosos del complot, el juez Fernando Andreu ordenó que Chemlal y Driss Oukabir permanezcan detenidos bajo cargos de asesinato y de pertenecer a un grupo terrorista. Chemlal también fue acusado de posesión de explosivos.

Un tercer sospechoso, Salh El Karib, seguirá bajo custodia policial a la espera de nuevas investigaciones. El cuarto hombre, Mohamed Aalla, fue liberado.

La policía abatió el lunes a Younes Abouyaaqoub, a quien las autoridades habían identificado como el conductor de la camioneta que mató a 13 personas e hirió a 120 en el paseo turístico de Las Ramblas. Estado Islámico se adjudicó ese ataque y otro que se produjo horas después en Cambrils.

La policía dijo que el imán sospechoso de liderar la célula militante, Abdelbaki Es Satty, murió cuando una casa que el grupo usaba para construir bombas explotó la noche anterior al ataque en Barcelona.

De acuerdo a un comunicado del juez Andreu, en las ruinas de la casa en Alcanar la policía encontró varios pasajes de avión hacia Bruselas a nombre de Es Satty de la aerolínea española Vueling.

También se halló un libro verde en cuyo interior había un manuscrito en árabe con el texto "En nombre de Alá, el misericordioso. Breve carta de los Soldados de Estado Islámico en la tierra del Ándalus (nombre del territorio de la península ibérica bajo poder musulmán en la Edad Media) para los cruzados, los odiosos, los pecadores, los injustos, los corruptores".

Los boletos aéreos abren dudas sobre la posible relación del grupo con Bélgica, donde se planearon y llevaron adelante varios ataques de militantes islamistas. El documento parece ser una evidencia de lazos con Estado Islámico.

Chemlal dijo en la audiencia a puertas cerradas que el grupo obtuvo materiales para explosivos en España, el exterior y a través de internet, señalaron las fuentes, que agregaron que el acusado sostuvo que lamentaba su accionar.

Chemlal fue el único de los cuatro arrestados que admitió su responsabilidad, mientras que los otros lo negaron, destacaron las fuentes. Además, informó que Es Satty lideraba la célula.

El grupo planeaba cometer "uno o varios" ataques con explosivos, sostuvo Chemlal, quien agregó que no había un objetivo claro pero habló de atentar contra iglesias y monumentos, destacaron las fuentes.

El diario El Mundo reportó que Chemlal dijo que el grupo planeaba atacar la famosa iglesia de la Sagrada Familia del arquitecto Antoni Gaudi, algo que no pudo ser confirmado.

Chemlal fue arrestado tras resultar herido el miércoles en la explosión en Alcanar. La comparecencia del martes fue la primera de un largo proceso legal y podrían pasar meses, o incluso años, antes de que el caso llegue a juicio.

(Editado en español por Javier Leira)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters