Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de unas papeletas en un centro de votación en Santiago durante las más recientes elecciones presidenciales en Chile, dic 15, 2013. REUTERS/Maglio Perez

(reuters_tickers)

SANTIAGO (Reuters) - La candidata presidencial chilena Beatriz Sánchez, del incipiente pacto de izquierda Frente Amplio, propuso el jueves un nuevo sistema de seguridad social que implicaría remover a las cuestionadas administradoras de fondos de pensiones (AFP) del centro del mapa previsional.

Sánchez, quien ha emergido en la disputa del segundo lugar en los sondeos con el oficialista Alejandro Guillier, aunque lejos del favorito exmandatario Sebastián Piñera, presentó 10 pilares para cambiar el actual sistema, integrado por seis AFP privadas, a uno que no "multiplique la desigualdad".

"Necesitamos asegurar pensiones dignas para Chile y esto requiere cambios estructurales, profundos y graduales y esto es muy importante, pero que sean permanentes en el tiempo", dijo la periodista durante la presentación de uno de sus principales ejes de campaña.

Las AFP, creadas hace más de 30 años bajo la dictadura de Augusto Pinochet, manejan activos por cerca de 200.000 millones de dólares. Tras masivas protestas sociales en los últimos años, tanto el gobierno como opositores han destacado la urgencia de mejorar las pensiones en el corto y mediano plazo.

A diferencia de una reciente propuesta oficialista, que busca subir el aporte de empleadores, regular más a las AFP y crear una entidad pública a cargo de una parte de los fondos, Sánchez dijo que si llega al poder las AFP serán sólo una "alternativa voluntaria de ahorro", como las compañías de seguros.

"Se debe crear un nuevo sistema de previsión social y hay que derogar el decreto 3.500 (que creó las AFP). Recordemos que las AFP se inventaron en dictadura", dijo Sánchez.

La candidata propuso, en cambio, un sistema que incluya reparto solidario, ahorro colectivo y financiamiento tripartito(trabajadores, empleadores y Estado), en que las pensiones más bajas sean iguales al salario mínimo, aunque con un tope de monto para jubilarse (4.100 dólares).

"Integra a todos (sistema antiguo de cajas y AFP), respeta ahorros individuales y restituye administración colectiva", resumió la candidata.

Además propuso bajar el aporte del trabajador al 9 por ciento de su salario -frente al 10 por ciento actual- y elevar gradualmente el de los empleadores a un 9 por ciento, por encima del proyecto del Ejecutivo, que apunta a un 5 por ciento.

Para enfrentar la desigualdad previsional que afecta a las mujeres, Sánchez dijo que añadirán hasta cinco años de cotización adicional pero que mantendrán su actual edad de jubilación en 60 años.

(Reporte de Antonio de la Jara. Editado por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters