Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ex primer ministro francés Francois Fillon, candidato presidencial de centroderecha para las elecciones de Francia en este año, participa de un acto político en Charleville-Mezieres, Francia. 2 de febrero de 2017. El candidato conservador a la presidencia de Francia François Fillon relanzará su campaña el lunes, en un intento por revertir los efectos de un escándalo por un supuesto falso empleo de su esposa que amenaza sus aspiraciones electorales, dijo una fuente cercana al nominado. REUTERS/Christian Hartmann.

(reuters_tickers)

Por Richard Balmforth y Emmanuel Jarry

PARÍS (Reuters) - El candidato conservador François Fillon prometió el lunes luchar por la presidencia de Francia, a pesar de un escándalo por un supuesto falso empleo de su esposa que complicó sus aspiraciones electorales y lo relegó en los sondeos de opinión 11 semanas antes de los comicios.

En una conferencia de prensa en París, el candidato de 62 años pidió disculpas al país por lo que consideró un error de juicio respecto de la contratación de miembros de la familia como empleados, aunque dijo que su esposa realmente había trabajado durante 15 años como asistente parlamentaria.

Al anunciar que no retiraría su candidatura para las elecciones que tendrán lugar en dos vueltas el 23 de abril y el 7 de mayo, Fillon dijo: "Una nueva campaña empieza esta tarde (...) Soy el único candidato que puede llevar a cabo una recuperación nacional".

El ex primer ministro galo convocó a la rueda de prensa luego de que miembros de su propio partido de centroderecha, Los Republicanos, lo instaran a abandonar la carrera presidencial para dar tiempo al partido a encontrar otro candidato.

Antes de que un diario publicara un reporte el 25 de enero en el que señalaba que su esposa Penelope recibió cientos de miles de euros del Estado por un trabajo que probablemente nunca realizó, las encuestas mostraban a Fillon como el claro favorito a ganar la elección.

Desde entonces, sus índices de aprobación se han hundido y ahora lo colocan fuera de la contienda. Según un sondeo de Opinionway difundido el lunes, el independiente Emmanuel Macron ganaría con claridad una segunda vuelta contra la líder ultraderechista Marine Le Pen. [nL1N1FR0FB]

Fillon rechazó que su mujer no hubiese llevado a cabo propiamente sus deberes como asistente parlamentaria y dijo que la campaña contra él y su esposa era excepcionalmente virulenta. Añadió que ella había trabajado para él de varias maneras y lo había representado en actos y eventos.

"Su trabajo fue vital para mi papel como representante electo (...) todo esto fue legal", dijo. Ha sido común que legisladores franceses empleen a esposas, hijos e incluso amantes en sus oficinas. Pero lo que era aceptable para el pueblo francés en el pasado ya no lo es, dijo Fillon.

"Fue un error, del que me arrepiento profundamente, y me disculpo con el pueblo francés", dijo.

(Reporte adicional de Brian Love, Maya Nikolaeva, Ingrid Melander y Yann Le Guernigou; Escrito por Andrew Callus; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters