Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump de pie detrás del jefe de gabinete Reince Priebus luego de la toma de juramento del personal en la Casa Blanca en Washington, DC 22 de enero 22, 2017. La Casa Blanca prometió el domingo luchar con "uñas y dientes" a los medios por lo que considera ataques injustos, y una importante asesora dijo que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, había presentado "hechos alternativos" para contrarrestar el bajo número de público presente en la investidura.REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Doina Chiacu y Jason Lange

WASHINGTON (Reuters) - La Casa Blanca prometió el domingo luchar con "uñas y dientes" a los medios por lo que considera ataques injustos, y una importante asesora dijo que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, había presentado "hechos alternativos" para contrarrestar el bajo número de público presente en la investidura.

En su primer día entero como presidente, Trump dijo que tenía una "guerra continua" con los medios y acusó a periodistas de subestimar el número de personas que asistieron el viernes a la ceremonia de toma de posesión.

Funcionarios de la Casa Blanca dejaron en claro que no había una tregua en el horizonte el domingo durante entrevistas en televisión que mostraron un tono mucho más duro en la tradicionalmente relación de confrontación entre la Casa Blanca y el cuerpo de prensa.

"El punto no es el tamaño del público. El punto son los ataques y el intento de deslegitimar a este presidente desde el primer día. Y no vamos a tolerarlo", dijo el jefe de gabinete Reince Priebus en el programa "Fox News Sunday".

La polémica con la prensa dominó el primer fin de semana de Trump en la presidencia. Fue el tema principal del mandatario republicano durante su visita a la CIA, en la primera conferencia del secretario de prensa y en las primeras apariciones de funcionarios del gobierno en programas de televisión. "Vamos a luchar con uñas y dientes todos los días", dijo Priebus.

El jefe de gabinete repitió afirmaciones del secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, de que los medios manipularon las fotografías de la investidura para que se viera menos público del que había. Imágenes aéreas mostraron que la multitud era significativamente menor que cuando Barack Obama asumió la presidencia en 2009.

La afirmación de Spicer de que "esta fue la mayor audiencia en presenciar una investidura, punto" fue cuestionada por los medios y satirizada en las redes sociales.

Al ser consultada en el programa de NBC "Meet the Press" sobre por qué el secretario de prensa divulgaba falsedades comprobables, la asesora de la Casa Blanca Kellyanne Conway contestó: "Si vamos a seguir refiriéndonos a nuestro secretario de prensa en esos tipos de términos, creo que vamos a tener que repensar nuestra relación".

Conway respondió a las críticas de que el nuevo Gobierno estaba más enfocado en el número del público que en importantes temas domésticos y de política exterior diciendo: "Nos sentimos obligados a salir y aclarar la situación y presentar hechos alternativos".

(Editado en español por Patricio Abusleme/Patricia Avila)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters