Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Aviones del ejército ruso ensayan antes del aniversario de la Segunda Guerra Mundial en Moscú. REUTERS / Tatyana Makeyeva

(reuters_tickers)

AMÁN (Reuters) - Al menos 30 civiles murieron temprano el jueves cuando aviones de combate soltaron bombas en una zona residencial en un enclave rebelde sitiado al este de la capital de Siria, dijo un grupo que monitoriza la guerra, que identificó a los aviones como rusos.

Al menos cuatro bombas derribaron dos edificios en la ciudad de Misraba, en Ghouta Oriental, en un ataque que acabó con la vida de unas 20 personas y dejó heridas a más de 40, dijeron el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y la defensa civil.

En otros lugares de Ghouta Oriental, el último gran enclave rebelde cerca de Damasco, al menos 10 personas murieron en ataques aéreos en otras ciudades cercanas, dijeron el observatorio, rescatistas y residentes.

El observatorio, un grupo que monitoriza al conflicto en Siria desde Reino Unido, dijo que 11 mujeres y un niño figuraban entre los muertos en los ataques en Misraba, que afirmó que fueron perpetrados por aviones rusos.

Fuerzas del Gobierno respaldadas por ataques rusos han escalado las operaciones militares contra Ghouta Oriental en las últimas semanas, buscando endurecer un sitio que residentes y rescatistas acusan de ser un uso deliberado de la hambruna como arma de guerra, algo que el Gobierno niega.

Rusia rechaza las acusaciones de la oposición siria y de grupos de derechos de que sus aviones hayan sido responsables por las muertes de miles de civiles desde su gran intervención hace dos años que cambió el rumbo a favor del presidente Bashar al-Assad en la guerra de casi siete años en el país.

Moscú dice que sólo ataca a islamistas de línea dura. Imágenes de video publicadas el jueves por activistas en redes sociales en Ghouta Oriental mostraban a rescatistas sacando a mujeres y niños de los escombros. Las imágenes no pudieron ser confirmadas de inmediato.

Cazas también atacaron Harasta, en el borde occidental del enclave, donde rebeldes sitiaron e invadieron esta semana una importante base militar que, según residentes, el Ejército sirio usa para atacar áreas residenciales.

Naciones Unidas afirma que unos 400.000 civiles sitiados en el área enfrentan una "completa catástrofe" debido a que los envíos de ayuda del Gobierno están bloqueados y no se ha autorizado la salida del enclave de cientos de personas que necesitan de atención médica urgente.

(Reporte de Suleiman Al-Khalidi; reporte adicional de Lisa Barrington en Beirut. Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters