Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Militares y agentes de aduanas de Bolivia son detenidos por policías chilenos cerca de la frontera entre los dos países y de Iquique, en Chile. 19 marzo 2017. Policía de Chile/via REUTERS. ATENCIÓN EDITORES - SOLO PARA USO EDITORIAL. ESTA IMAGEN HA SIDO ENTREGADA POR UN TERCERO.

(reuters_tickers)

SANTIAGO (Reuters) - Chile negó el martes una visa al ministro de Defensa de Bolivia, Reymi Ferreira, porque considera que injurió a la presidenta Michelle Bachelet tras la detención hace unos días de un grupo de bolivianos, a los que se acusa de cometer delitos en una zona fronteriza chilena.

La decisión anunciada por la cancillería es el último roce de una larga lista de desencuentros diplomáticos entre los vecinos, que están enfrentados un juicio internacional por una demanda de Bolivia para un acceso soberano al mar por territorio de Chile.

Ferreira planeaba sumarse a otras autoridades bolivianas que ayudan en Chile a los siete funcionarios de Aduana y dos militares, quienes fueron detenidos por la policía cuando supuestamente robaban unos camiones y portaban armas en el lado chileno de la frontera. Bachelet justificó la detención y calificó los hechos como delitos.

Desde La Paz denunciaron que la detención es ilegal. El ministro de Defensa dijo que fue una invasión y secuestro y una infamia grosera de la jefa de Estado al calumniar a gente que estaba cumpliendo su deber, lo que generó el malestar de Santiago.

"Los términos destemplados a los que ha recurrido el Ministro de Defensa para referirse a Chile, sus alusiones injuriosas al Gobierno y a la persona de la Presidenta de la República, así como su llamado a un boicot de los productos chilenos, claramente desaconsejan su presencia en nuestro país", dijo la cancillería en un comunicado.

Chile y Bolivia se encuentran en medio de un juicio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en el cual La Paz demanda la obligación de Santiago de negociar un acceso al Océano Pacífico perdido tras una guerra en el siglo XIX.

Además, Chile demandó el año pasado a Bolivia por una controversia sobre el uso de las aguas de un río fronterizo.

(Reporte de Antonio de la Jara; Editado por Javier López de Lérida)

Reuters