Por Se Young Lee y David Brunnstrom

PEKÍN/WASHINGTON, 4 dic (Reuters) - China advirtió el miércoles que un proyecto de ley de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que pide una respuesta más dura de Washington al trato que Pekín da a la minoría musulmana uigur, impactará la cooperación bilateral, enturbiando las perspectivas de un acuerdo comercial en el corto plazo.

Las expectativas de un pacto rápido ya han disminuido, luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el martes que el acuerdo podría cerrarse después de la elección presidencial de noviembre de 2020.

La Cámara de Representantes aprobó la Ley Uigur de 2019, que aún debe ser respaldado por el Senado de mayoría republicana antes ser enviado a Trump, lo que exasperó a Pekín y tensó una relación ya sensible.

Varias fuentes con conocimiento de la posición de Pekín dijeron a Reuters que el proyecto de ley podría poner en riesgo la llamada "fase uno" de un acuerdo comercial, que ya enfrenta complicaciones.

La posibilidad de un quiebre en las negociaciones está aumentando, de cara a la posible entrada en vigor de una nueva ronda de aranceles estadounidenses sobre bienes chinos prevista en menos de dos semanas.

"¿Creen que si Estados Unidos toma medidas para dañar los intereses de China, nosotros no tomaremos ninguna?", dijo la portavoz de la cancillería china, Hua Chunying, a periodistas cuando se le preguntó si el proyecto de ley afectará las negociaciones comerciales. "Creo que cualquier palabra o acción errónea debe pagar un precio", agregó.

Los negociadores han seguido trabajando en el acuerdo, pero fuentes con conocimiento del diálogo dijeron que ambas partes aún tienen diferencias sobre detalles como si los aranceles de Estados Unidos a bienes chinos existentes serán retirados y cuántos productos agrícolas estadounidenses comprará China.

Bloomberg reportó el miércoles que Estados Unidos y China están "acercándose" a un acuerdo sobre el monto de aranceles que se retirará en la "fase uno", a pesar de los temas sobre Hong Kong y Xinjiang, citando a gente con conocimiento de las discusiones.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, dijo el martes a CNBC que las negociaciones con China a nivel de equipos de trabajo continúan, pero hay programados encuentros de alto nivel. Los aranceles previstos sobre las importaciones chinas restantes entrarán en vigor el 15 de diciembre si no hay avances significativos en las discusiones, sostuvo.

Hua dijo que China no fijará un calendario ni plazo para un acuerdo comercial y que tomaría contramedidas "decisivas" para sus intereses si continúa el proteccionismo y la intimidación de Washington en temas comerciales. Ella no entregó detalles sobre cuáles podrían ser las medidas.

Un funcionario chino, que declinó ser identificado, advirtió que la implementación de la nueva ronda de aranceles de Estados Unidos el 15 de diciembre sería respondida por China con gravámenes en represalia, un resultado que sostuvo pondría en peligro las actuales negociaciones.

Otro representante del Gobierno chino, que no quiso ser identificado, dijo que Washington y Pekín podrían tardar mucho tiempo en cerrar un trato si no encuentran la forma de llegar a un acuerdo mientras "el hierro está caliente".

(Reporte de David Brunnstrom, Patricia Zengerle y Matt Spetalnick en Washington, Steve Holland y William Schomberg en Londres, Se Young Lee y Huizhong Wu en Pekín; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes