Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, responde a preguntas de periodistas en Manilaa, Filipinas. 6 de agosto de 2017. REUTERS/Romeo Ranoco.

(reuters_tickers)

Por Christian Shepherd y Manuel Mogato

MANILA (Reuters) - El ministro de Relaciones Exteriores de China dijo el domingo que las nuevas sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Corea del Norte son la respuesta correcta a una serie de pruebas de misiles, pero destacó que el diálogo es vital para resolver un tema complejo y sensible en una "coyuntura crítica".

En lo que describió como unas "muy exhaustivas" conversaciones bilaterales llevadas a cabo el domingo con el canciller norcoreano en Manila, el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, dijo que le había dicho a su par que Corea del Norte no debería llevar a cabo pruebas nucleares que sólo alimentan las tensiones y evaluar con calma las resoluciones de la ONU.

El sábado, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso unánimemente nuevas sanciones a Pyongyang por sus dos pruebas intercontinentales de misiles balísticos realizadas en julio, una decisión que podría reducir en un tercio los ingresos anuales por exportaciones del Estado asiático, que alcanzan los de 3.000 millones de dólares.

Wang dijo que los medios diplomáticos y pacíficos son ahora necesarios para evitar las tensiones y una escalada de la crisis.

"Después de la aplicación de las resoluciones, el asunto de la Península de Corea entra en una coyuntura crítica", dijo Wang a periodistas en el marco de una reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) en Manila.

"Pedimos a todas las partes que tomen una actitud responsable al hacer juicios y tomar acciones... las sanciones son necesarias, pero las sanciones no son la meta final", dijo Wang.

Corea del Norte ha estado sometido a sanciones de Naciones Unidas desde 2006. Las nuevas medidas fueron una respuesta a cinco pruebas nucleares y cuatro lanzamientos de misiles de largo alcance realizados por el hermético país.

Estados Unidos, que durante mucho tiempo ha dicho que Pekín no ha hecho lo suficiente para controlar a Corea del Norte, negoció con China durante un mes la nueva resolución de la ONU antes de presentarla al Consejo de Seguridad.

(Reporte adicional de Joseph Campbell y Karen Lema. Editado en español por Rodrigo Charme)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters