Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Billetes chinos valorizados en 100 yuanes son vistos en Pekín, China.30 de marzo 2016. China dijo el viernes que no tiene ninguna intención de usar la devaluación de su moneda como una ventaja comercial, en respuesta a una afirmación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que Pekín es el "gran campeón" de la manipulación monetaria. REUTERS/Kim Kyung-Hoon/File Photo

(reuters_tickers)

PEKÍN (Reuters) - China dijo el viernes que no tiene ninguna intención de usar la devaluación de su moneda como una ventaja comercial, en respuesta a una afirmación del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que Pekín es el "gran campeón" de la manipulación monetaria.

Trump dijo en una entrevista con Reuters divulgada el jueves que no ha cambiado su percepción respecto a que China manipula su moneda, el yuan, pocas horas después de que su nuevo secretario del Tesoro prometiera un enfoque más metódico para analizar las prácticas cambiarias de Pekín.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo que espera que Estados Unidos pueda ver el tema cambiario de forma "completa y correcta".

"China no tiene ninguna intención de buscar ventajas en el comercio exterior a través de una devaluación intencional del renminbi (yuan). No hay base para la continua devaluación del renminbi", sostuvo en una conferencia de prensa en Pekín.

"Si se quiere describir a China como 'gran campeón', creo que China es un gran campeón, pero somos los grandes campeones del desarrollo económico", agregó Geng.

El Ministerio de Relaciones Exteriores no tiene voz en la política monetaria del gigante asiático, pero es el único departamento del gobierno que realiza una sesión informativa diaria a la que asisten periodistas extranjeros.

El banco central de China no respondió a una solicitud de comentarios.

Trump ha acusado frecuentemente a China de mantener su moneda artificialmente baja frente al dólar para hacer que las exportaciones chinas sean más baratas, lo que estaría "robando" empleos manufactureros en Estados Unidos. Pero el mandatario no cumplió su promesa de campaña de declarar a China un manipulador divisas en su primer día en el cargo.

(Reporte de Ben Blanchard. Editado en español por Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters