Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En esta imagen de archivo, la presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen habla por teléfono con el presidente electo Donald Trump en su oficina en Taipei, Taiwán, en esta foto hecha pública el 3 de diciembre de 2016. Estados Unidos no debería permitir que una delegación de Taiwán asista a la toma de mando del presidente electo Donald Trump, dijo el miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, lo que tensó aún más las relaciones de Pekín con el nuevo Gobierno estadounidense. Taiwan Presidential Office/Handout via REUTERS/File Photo

(reuters_tickers)

Por Ben Blanchard y J.R. Wu

PEKÍN/TAIPÉI (Reuters) - Estados Unidos no debería permitir que una delegación de Taiwán asista a la toma de mando del presidente electo Donald Trump, dijo el miércoles el Ministerio de Relaciones Exteriores de China, lo que tensó aún más las relaciones de Pekín con el nuevo Gobierno estadounidense.

El mes pasado, Trump puso fin a décadas de precedentes al responder a un llamado telefónico de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, felicitándolo por ganar la elección, y también ha dicho que la política de "una China" está sujeta a negociación, una postura a la que Pekín se opuso fuertemente.

Una delegación de Taiwán encabezada por el ex primer ministro y ex líder del partido gobernante Yu Shyi-kun y que incluye al asesor de seguridad nacional y a algunos legisladores, asistirá al acto del viernes, informó esta semana el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán.

Es típico que Taiwán envíe una delegación para las tomas de mando presidenciales en Estados Unidos.

Un portavoz del despacho presidencial dijo que no se habían programado reuniones con el nuevo Gobierno de Trump mientras la delegación esté en Washington para el evento.

China considera a Taiwán una provincia escindida, sin derecho a tener tipo alguno de relación diplomática con otros países.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, dijo que su país se opone a que Taiwán use cualquier excusar para enviar gente a Estados Unidos para "realizar actividades para interferir o dañar los vínculos entre China y Estados Unidos".

"Nuevamente llamamos a la parte relevante en Estados Unidos a no permitir que la autoridad taiwanesa envíe a una llamada delegación (...) para que asista a la toma de mando presidencial y no tenga forma alguna de contacto oficial con Taiwán", comentó Hua en una conferencia de prensa regular.

(Reporte adicional de Michael Martina. Editado en español por Patricio Abusleme)

Reuters