Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La sede del Banco de China en Pekín, nov 20, 2013. China se apegará a un tipo de cambio flotante administrado para mantener al yuan básicamente estable, dijo el lunes un vicegobernador del Banco Popular de China. REUTERS/Jason Lee/File Photo

(reuters_tickers)

PEKÍN (Reuters) - China se apegará a un tipo de cambio flotante administrado para mantener al yuan básicamente estable, dijo el lunes un vicegobernador del Banco Popular de China.

El banco central gastó el año pasado miles de millones de dólares para frenar la caída del yuan frente a un apreciación del dólar. No ha ayudado a la causa de la moneda china una desaceleración de la economía, que impulsó a inversores a mover sus fondos y llevó a las autoridades a tomar una serie de medidas para frenar la salida de capitales.

"Vamos a mantener el marco de una flotación administrada, que se basa en la oferta y la demanda y el valor del yuan frente a una cesta de monedas", dijo el vicegobernador Yi Gang a periodistas en el marco de la reunión anual del parlamento en Pekín.

Si bien las fuerzas del mercado juegan un papel decisivo, el yuan tiene un tipo de cambio flotante administrado, un proceso que ha permitido a China mantener el yuan básicamente estable en un nivel razonable y equilibrado, dijo Yi.

El yuan perdió cerca de un 6,5 por ciento de su valor frente al dólar el año pasado. Luego, se fortaleció a principios de enero y se negoció en un rango estable, pero cuando rompió el nivel de 6,9 por dólar el viernes se reavivaron algunas expectativas de depreciación.

Algunos analistas dijeron además que un cambio sutil en las palabras para referirse al yuan en el informe anual del primer ministro, Li Keqiang, el domingo, había provocado especulaciones de que los políticos estaban ahora menos dispuestos a defender la moneda china.

La declaración no incluyó un compromiso de "mantener el yuan estable en un nivel apropiado y equilibrado" que sí estaba en informes de años anteriores.

(Por Kevin Yao; Escrito por Ryan Woo y John Ruwitch; Editado en español por Javier López de Lérida)

Reuters