Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en una conferencia de prensa anual en el marco de la reunión del Parlamento chino en Pekín, China. 8 de marzo 2017. China pidió el miércoles a Corea del Norte que detenga sus pruebas nucleares y de misiles y a Corea del Sur y Estados Unidos que cesen unos ejercicios militares conjuntos y en su lugar busquen negociaciones con Pyongyang. REUTERS/Tyrone Siu

(reuters_tickers)

Por Ben Blanchard

PEKÍN (Reuters) - China pidió el miércoles a Corea del Norte que detenga sus pruebas nucleares y de misiles y a Corea del Sur y Estados Unidos que cesen unos ejercicios militares conjuntos y en su lugar busquen negociaciones con Pyongyang.

Corea del Norte lanzó el lunes cuatro misiles balísticos en respuesta a los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur y Estados Unidos, que considera como preparación para la guerra.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que las pruebas por parte de Corea del Norte y los ejercicios conjuntos en la frontera de Corea del Sur están causando un incremento en la tensión como dos "trenes en aceleración que vienen uno hacia el otro".

"La sugerencia de China es, como primer paso, que Corea del Norte suspenda las actividades nucleares y de misiles, y que Estados Unidos y Corea del Sur también suspendan los ejercicios militares a gran escala", dijo Wang en su conferencia de prensa anual en el marco de la reunión del Parlamento chino en Pekín.

Una "doble suspensión" de este tipo permitiría que todas las partes vuelvan a la mesa de negociación, sostuvo Wang.

Pyongyang disparó el lunes cuatro misiles balísticos al mar frente a la costa noroeste de Japón, en un hecho que enfureció a sus vecinos surcoreanos y japoneses.

"Sigue existiendo la posibilidad de reanudar las negociaciones, todavía hay esperanza para la paz", declaró Wang.

Sus comentarios vinieron un día después de que Estados Unidos comenzó a desplegar los primeros elementos de su sistema de Defensa Aérea de Alta Altitud Terminal (THAAD, por su sigla en inglés) en Corea del Sur.

(Reporte de Ben Blanchard; Reporte adicional de Philip Wen y Christian Shepherd en Pekín, James Pearson en Seúl, Rozanna Latiff y Marius Zaharia en Kuala Lumpur y Matt Spetalnick y David Brunnstrom en Washington, escrito por Paul Tait. Editado en español por Carlos Aliaga)

Reuters