Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto de archivo. El presidente chino Wang Yi habla durante una conferencia de prensa en Manila, Filipinas . 25 julio 2017. REUTERS/Erik De Castro

(reuters_tickers)

Por Michael Martina

PEKÍN (Reuters) - China recibió con beneplácito el jueves los comentarios del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien dijo que su país no busca derribar al Gobierno norcoreano y que desearía un diálogo con Pyongyang en algún momento.

Tillerson reiteró que Washington ha buscado persuadir a Corea del Norte para que renuncie a sus programas de misiles y armas nucleares a través de una presión pacífica.

Washington no busca un cambio de régimen, el colapso del régimen, una reunificación acelerada de la península o una excusa para enviar a los militares estadounidenses a Corea del Norte, explicó Tillerson.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, dijo que Pekín "otorga una gran importancia" a las declaraciones de Tillerson.

Estados Unidos ha estado prestando más atención a los problemas de seguridad en la península coreana, y China siempre ha creído que la seguridad es la clave para resolver el problema, agregó.

China espera que todas las partes alcancen un punto medio y que a través de las conversaciones encuentren una manera de resolver las preocupaciones de seguridad de cada una, ya que esta es la clave para una resolución, sostuvo Wang.

En una declaración separada enviada a Reuters sobre las observaciones de Tillerson, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo que siempre ha apoyado el diálogo entre Estados Unidos y Corea del Norte.

(Escrito por Philip Wen y Ben Blanchard. Editado en español por Carlos Aliaga)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters