Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen de archivo, un hombre lleva una máscara frente a un edificio de oficinas durante una alerta roja de contaminación en el distrito de negocios de Pekín, China, el 21 de diciembre de 2016.Naciones lideradas por China y la Unión Europea respaldaron el miércoles un plan global para frenar el cambio climático, luego de que el presidente Donald Trump empezó a deshacer medidas de su antecesor en la Casa Blanca que apuntaban a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos. REUTERS/Jason Lee

(reuters_tickers)

Por Ben Blanchard y Alister Doyle

PEKÍN/OSLO (Reuters) - Naciones lideradas por China y la Unión Europea respaldaron el miércoles un plan global para frenar el cambio climático, luego de que el presidente Donald Trump empezó a deshacer medidas de su antecesor en la Casa Blanca que apuntaban a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de Estados Unidos.

Trump tomó medidas el martes, siguiendo su promesa de campaña de impulsar la industria local del carbón, que afectan el núcleo del Acuerdo de París, firmado por varios países en 2015 para limitar el alza de las temperaturas en el mundo, que en 2016 alcanzaron máximos récord por tercer año consecutivo.

Muchas naciones reaccionaron al plan de Trump con consternación y resistencia, argumentando que está en marcha un gran cambio en la inversión desde combustibles fósiles hacia energías limpias -como la solar y la eólica-, con beneficios que implican menos contaminación y más empleos.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, cuyo gobierno cooperó con el ex presidente estadounidense Barack Obama en la agenda referente al cambio climático, dijo que todos los países deberían "avanzar a la par de los tiempos".

"Sin importar cuáles sean las políticas de otros países sobre el cambio climático, como gran país en desarrollo responsable, China resuelve que los propósitos y medidas para lidiar con el cambio climático (pautados en el Acuerdo de París) no cambiarán", dijo Lu.

El comisario climático europeo, Miguel Arias Canete, expresó por su parte que la UE veía al Acuerdo de París como un "motor de crecimiento" para crear empleos y nuevas oportunidades de inversión.

"El intento de Donald Trump de convertir a Estados Unidos en un Parque Jurásico motorizado por energías (que son obsoletas como los) dinosaurios finalmente fracasará", dijo Hans Joachim Schellnhuber, director del alemán Instituto Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (IPK).

Laurent Fabius, el ex canciller francés que diseñó el acuerdo, denunció las medidas de Trump como "un paso atrás muy grave", en momentos en que los países avanzan para alejarse del carbón hacia las llamadas "energías limpias".

(Reporte adicional de Stine Jacobsen en Copenhague, Tom Miles en Ginebra, Madeline Chambers en Berlín, David Stanway en Pekín, Nina Chestney y Susanne Twidale en Londres, Alissa de Carbonnel y Philip Blenkinsop en Bruselas y Sudip Kar-Gupta en París; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters