Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los iraníes participan en una ceremonia que marca el aniversario de la revolución islámica de Irán, en Teherán. 10 de febrero 2017. Cientos de miles de iraníes marcharon el viernes para jurar lealtad a la jerarquía clerical tras los dichos del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre que había puesto "sobre aviso" a la república islámica, informó la televisión estatal. President.ir/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Parisa Hafezi

ANKARA (Reuters) - Cientos de miles de iraníes marcharon el viernes para jurar lealtad a la jerarquía clerical tras los dichos del presidente estadounidense, Donald Trump, sobre que había puesto "sobre aviso" a la república islámica, informó la televisión estatal.

En el aniversario de la Revolución Islámica que tuvo lugar en 1979 en Irán, en la cual fue derrocado el shah apoyado por Estados Unidos, los manifestantes -entre ellos cientos de militares y policías- marcharon en dirección a la Plaza Azadi de Teherán.

Portaban pancartas en las que se leía "Muerte a Estados Unidos" y efigies de Trump, mientras una banda de música de la policía militar tocaba tradicionales canciones revolucionarias.

La televisión estatal mostró a gente pisando imágenes de Trump en una céntrica calle de Teherán, donde manifestantes llevaban banderas iraníes y pancartas en las que se leía: "Gracias, señor Trump, por mostrar el verdadero rostro de Estados Unidos".

"Estados Unidos y Trump no son capaces de hacer nada. Nosotros estamos dispuestos a sacrificar nuestras vidas por nuestro líder", dijo un joven iraní a la televisión estatal en referencia al Líder Supremo del país, el ayatolá Ali Khamenei.

La semana pasada, Trump puso a Irán "sobre aviso" como reacción a las pruebas de misiles que llevó a cabo el país asiático el 29 de enero e impuso nuevas sanciones en contra de individuos y entidades. Irán dijo en respuesta que no detendrá su programa de misiles.

Las principales personalidades religiosas y políticas iraníes, incluido el presidente, Hassan Rouhani, habían pedido a los iraníes que se unieran a la marcha del viernes para "mostrar sus inquebrantables vínculos con el Líder Supremo y la república islámica".

(Editado en español por Rodrigo Charme)

Reuters