Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un grupo de personas ondea una "estelada" (bandera independentista catalana) gigante durante una manifestación en las calles de Barcelona, España. 11 septiembre 2017. REUTERS/Susana Vera

(reuters_tickers)

Por Sam Edwards

BARCELONA (Reuters) - Cientos de miles personas, muchas de ellas con lemas y banderas secesionistas, marcharon el lunes por las calles de Barcelona, tres semanas antes del referendo de independencia convocado por el gobierno regional de Cataluña y que fue paralizado por los tribunales españoles.

Los manifestantes abarrotaron las céntricas avenidas de Barcelona para conmemorar la caída de la ciudad durante la Guerra de Sucesión de 1714, hecho usado a menudo por el movimiento secesionista para dar voz a sus ansias de independencia.

La cita de este año tuvo especial relevancia, ya que se celebró poco después de que el Gobierno español recurriera al Tribunal Constitucional para suspender la convocatoria de referendo del 1 de octubre, día en que la Generalitat (gobierno regional catalán) insiste en que habrá urnas en Cataluña.

"En democracia es normal votar, tenemos que manifestarnos hasta que escuchen lo que queremos", dijo a Reuters Germán Freixas, ingeniero de 42 años, portando una bandera independentista y acompañado por su familia en la marcha.

Aunque la mayoría de los 5,5 millones de catalanes con derecho a voto está a favor de opinar sobre su relación con España, el apoyo al independentismo ha ido perdiendo fuerza en los últimos años y hoy no alcanzaría el 50 por ciento de los sufragios, según los sondeos.

En medio de las hostilidades de los últimos días entre las autoridades catalanas y españolas, la Generalitat había pedido una demostración masiva del deseo de celebrar una consulta que no está reflejada en la Constitución y que el Gobierno español dice que frenará con todos los medios a su alcance.

Algunos de los participantes, llegados desde todos los rincones de Cataluña, llevaban pancartas en las que podía leerse "Vamos a ser un país libre", mientras que otros vestían camisetas fluorescentes con la palabra "sí".

La policía urbana de Barcelona cifró la participación en alrededor de un millón de personas, mientras que Sociedad Civil Catalana, organización contraria al independentismo, dijo que la afluencia fue de 220.000 participantes.

(Escrito por Sonya Dowsett; editado en español por la Redacción en Madrid)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters