Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Empujando cargos cargados con equipaje, bebés y ancianos, cientos de personas huyeron de Mosul el sábado después de que las fuerzas iraquíes retomaran el control de manos del Estado Islámico de otro distrito al oeste de la ciudad. En la imagen, una mujer desplaza que huyó del Estado Islámico en Mosul hace pan con sus hijos en el campo Khazer, Irak, el 21 de abril de 2017. REUTERS/ Muhammad Hamed

(reuters_tickers)

Por Maher Chmaytelli

MOSUL, Irak (Reuters) - Empujando cargos cargados con equipaje, bebés y ancianos, cientos de personas huyeron de Mosul el sábado después de que las fuerzas iraquíes retomaran el control de manos del Estado Islámico de otro distrito al oeste de la ciudad.

Después de caminar durante kilómetros, las familias fueron trasladadas en autobús desde un puesto de control del Gobierno en el sur de la ciudad a campos que albergan a más de 410.000 desplazados desde que se inició en octubre la ofensiva para retomar Mosul.

"Nos marchamos sin agua, luz o electricidad", dijo Abu Qahtan, de 63 años y el más anciano de un grupo de 41 personas de cinco familias. "Nos marchamos con la ropa en nuestras espaldas".

Las fuerzas iraquíes ha retomado gran parte de Mosul desde que los milicianos invadieron la ciudad en 2014.

El Ejército ahora controla los distritos del este y está avanzando en el oeste. Combatientes del Estado Islámico están rodeados en el noroeste y estan utilizando trampas con explosivos, francotiradores y fuego de mortero para defenderse.

Artillería y disparos se podían oir mientras las familias llegaban al distrito de Hay al-Tanak, cuya mitad dijeron que aún estaba controlada por los milicianos.

El Servicio Antiterrorista (CTS por sus siglas en ingles), entrenado por Estados Unidos, ha retomado el cercano distrito de al-Thaura, dijo un comunicado.

Cientos de miles de personas aún están atrapadas en el oeste de Mosul, donde fuerzas iraquíes están haciendo lentos progresos contar el Estado Islámico en lo que es un laberinto de calles estrechas.

Hasta el 20 de abril, unas 503.000 personas habían sido desplazadas de Mosul, de las que 91.000 habían vuelto, dijo una portavoz de la agencia de la ONU para los refugiados citando cifras del Gobierno.

Mosul, la segunda ciudad más grande de Irak, es el último bastión urbano que les queda a los milicianos en el país.

(Escrito por Ulf Laessing; Editado por Louise Ireland; Traducido por María Vega Paúl en la redacción de Madrid)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters