Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los iraquíes desplazados, que huyeron de los enfrentamientos entre el ejército iraquí y el Estado islámico, se abren paso en un campo de refugiados en Salamiya, Irak. 29 de mayo 2017. Decenas de miles de civiles en partes de Mosul controladas por Estado Islámico están luchando por acceder a la comida, el agua y medicamentos, dijo Naciones Unidas, días después del inicio de un nuevo intento por parte de tropas del Gobierno iraquí respaldadas por Estados Unidos por recuperar la ciudad. REUTERS/Alkis Konstantinidis

(reuters_tickers)

Por Maher Chmaytelli

BAGDAD, 29 mayo (Reuters) - Decenas de miles de civiles en partes de Mosul controladas por Estado Islámico están luchando por acceder a la comida, el agua y medicamentos, dijo Naciones Unidas, días después del inicio de un nuevo intento por parte de tropas del Gobierno iraquí respaldadas por Estados Unidos por recuperar la ciudad.

Hasta 200.000 personas aún viven detrás de las líneas de Estado Islámico en la Ciudad Vieja de Mosul y otros tres distritos, dijo a Reuters el domingo por la noche la coordinadora humanitaria de la ONU, Lise Grande.

La funcionaria habló un día después de que el Ejército iraquí informó que había lanzado una nueva ofensiva para tomar las zonas militantes en el lado occidental del río Tigris.

El avance ha sido lento, dijo a Reuters también el domingo un asesor del Gobierno iraquí. "Los combates son extremadamente intensos (...) la presencia de civiles significa que tenemos que ser muy cautos", comentó, hablando bajo condición de anonimato.

Personas que lograron salir de las zonas bajo control de los yihadistas "informan de una situación dramática, incluyendo la falta de alimentos, agua limitada y severa escasez de medicinas", comentó Grande por teléfono.

Fuerzas gubernamentales han estado arrojando panfletos en los distritos diciendo a las familias que huyan, pero muchas han permanecido, pues temen quedar entre el fuego cruzado.

La más reciente acción del Gobierno iraquí es parte de una ofensiva mayor en Mosul que ahora está en su octavo mes. Ha demorado más de lo previsto debido a que los militantes están escondidos entre civiles y recurren a tácticas de coches y motos bomba, trampas, francotiradores y fuego de morteros.

La caída de Mosul marcaría el fin de la mitad iraquí del "califato" declarado hace casi tres años por el líder de Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, en un discurso en la gran mezquita de al-Nuri.

(Editado en español por Patricio Abusleme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters