Navigation

Colapsa tregua Gaza, hay 50 muertos en bombardeo Rafah y un soldado israelí capturado

Una unidad de artillería móvil de Israel dispara en dirección a la Franja de Gaza, ago 1 2014. Israel declaró el viernes terminado el alto el fuego en Gaza y mató a más de 50 palestinos en nuevos bombardeos, diciendo que los activistas habían roto la tregua poco después de que comenzara y que aparentemente habían capturado a un soldado israelí. REUTERS/ Baz Ratner reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 01 agosto 2014 - 18:43

Por Nidal al-Mughrabi y Jeffrey Heller

JERUSALÉN/GAZA (Reuters) - Israel declaró el viernes terminado el alto al fuego y volvió a bombardear Gaza en ataques que dejaron más de 50 palestinos muertos y 220 heridos, acusando a los militantes de romper la tregua poco después de que comenzara.

El Estado judío también acusó a las facciones de capturar a un soldado israelí y matar a otros dos.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, convocó a una reunión especial de su gabinete de seguridad y advirtió a Hamas y otros grupos militantes que "enfrentarán las consecuencias de sus acciones".

La tregua de 72 horas anunciada por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, fue el intento más ambicioso hasta la fecha de acabar con tres semanas de combates, y se produjo después de una creciente presión internacional por la alta cifra de civiles palestinos muertos.

Kerry instó a Hamas, que no ha confirmado ni negado tener al soldado, a que lo libere de inmediato y sin condiciones. El funcionario estadounidense dijo que había pedido a Qatar, un cercano aliado de Hamas, y Turquía que ayuden a liberarlo.

"Les hemos exhortado, implorado, que usen su influencia para hacer lo que sea para lograr el regreso de ese soldado", dijo un destacado funcionario del Departamento de Estado a periodistas.

"Si eso no se logra, el riesgo de que esto continúe escalando, lo que llevaría a más pérdidas de vidas, es muy alto", agregó el funcionario, quien viaja con Kerry.

Por su parte, Ban condenó la aparente violación de la tregua por parte de Hamas y demandó la liberación del soldado.

Ban "está profundamente decepcionado por estos acontecimientos. El secretario general está muy preocupado por la reanudación de los ataques israelíes contra Gaza. Insta a ambas partes a mostrar la máxima compostura y volver al acordado cese al fuego de 72 horas", dijo el portavoz de la ONU Stephane Dujarric.

El alto al fuego, que comenzó a las 08:00 hora local (0500 GMT), había llevado a las familias palestinas a emprender el regreso a sus devastados barrios, donde las viviendas fueron reducidas a escombros. Iba a ser seguido de negociaciones entre Israel y los palestinos en El Cairo para una solución a más largo plazo.

Un funcionario de alto rango de la cancillería egipcia dijo que las negociaciones en El Cairo comenzarían el domingo, y que Egipto "espera que ambas partes cesen el fuego antes de lanzar el diálogo".

SOLDADO DESAPARECIDO

Los militares israelíes dijeron que a los 90 minutos de haber empezado la tregua, los militantes atacaron a soldados que buscaban túneles de infiltración en el sur de la Franja de Gaza.

"En uno o varios accesos a un túnel, los terroristas salieron de la tierra. Al menos uno era un terrorista suicida que se inmoló. Hubo un intercambio de disparos", dijo el teniente coronel Peter Lerner, un portavoz militar. Dos de los soldados murieron.

"Las señales iniciales sugieren que un soldado fue secuestrado por los terroristas durante el incidente", informó a periodistas. Mark Regev, portavoz de Netanyahu, dijo que Hamas era responsable del ataque.

Consultado sobre si el alto el fuego había terminado, Lerner dijo: "Sí. Estamos continuando con nuestras actividades sobre el terreno". Añadió que las fuerzas israelíes hacían un "esfuerzo exhaustivo" para localizar al soldado desaparecido, teniente segundo Hadar Goldin, de 23 años.

El portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest describió la aparente captura del soldado como "una violación bastante brutal del acuerdo de cese al fuego".

El Ministerio de Salud de Gaza dijo que más de 50 personas murieron y 220 resultaron heridas por bombardeos israelíes después del incidente cerca de la ciudad de Rafah.

Fuerzas israelíes mataron a dos palestinos en enfrentamientos en la ocupada Cisjordania el viernes, dijeron funcionarios médicos palestinos.

Ocho cohetes y bombas de mortero fueron disparados desde Gaza hacia Israel tras el comienzo del cese al fuego, dijo el Ejército israelí, que añadió que uno fue interceptado y siete cayeron en áreas abiertas.

Ningún grupo militante dijo tener prisionero al soldado. Sami Abu Zuhri, un portavoz de Hamas, dijo que Israel estaba intentando engañar al mundo y "encubrir su masacre en Rafah".

Netanyahu habló por teléfono con Kerry y le dijo que "los palestinos habían violado abiertamente el cese al fuego humanitario" y atacaron a los soldados.

"Israel tomará todas las medidas necesarias contra aquellos que claman por su destrucción y aterrorizan a sus ciudadanos", dijo un comunicado de la oficina de Netanyahu citando al primer ministro.

Autoridades de Gaza dicen que el menos 1.509 palestinos han muerto, en su mayoría civiles, y 7.000 resultaron heridos. En el lado israelí, 63 soldados han perdido la vida y más de 400 resultaron heridos. Tres civiles fallecieron en Israel por cohetes palestinos.

El rey Abdullah de Arabia Saudita rompió su silencio el viernes y en un discurso leído en televisión en su nombre condenó lo que ve como un silencio internacional sobre la ofensiva israelí, a la que describió como un "crimen de guerra y terrorismo patrocinado por el Estado".

En medio de un fuerte apoyo público en Israel por la campaña en Gaza, Netanyahu enfrenta una intensa presión internacional para retirar sus fuerzas del enclave costero.

(Reporte adicional de Ari Rabinovitch y David Brunnstrom en Nueva Delhi, Lesley Wroughton en Washington, Michelle Nichols en Naciones Unidas, Ali Sawafta en Ramallah y Omar Fahmy en El Cairo, escrito por Jeffrey Heller en Jerusalén, Editado por Patricio Abusleme y Patricia Avila)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.