Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de unos soldados descendiendo de un helicóptero en Santa Marta, Colombia. REUTERS/Eduardo Munoz

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - Las Fuerzas Armadas de Colombia fueron autorizadas por el gobierno para bombardear desde aviones y helicópteros a las disidencias de las FARC que se apartaron del proceso de paz para seguir en el narcotráfico y la minería ilegal, informó el martes el Ministerio de Defensa.

Las autoridades reconocen la existencia de entre 800 y 1.000 combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que no aceptaron los términos del acuerdo que firmó a finales del 2016 el antiguo grupo rebelde con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, buscando poner fin a un conflicto que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

La directiva del Ministerio de Defensa incluye a las disidencias de las FARC en la categoría de Grupos Armados Organizados, al igual que a las bandas criminales del Clan del Golfo, los Pelusos y los Puntilleros, y blinda a los efectivos de las Fuerzas Militares y la Policía Nacional de eventuales procesos penales por hacer los bombardeos.

La autorización "le permitirá a las Fuerzas Militares y a la Policía Nacional actuar de manera contundente frente a las nuevas estructuras que no se acogieron al acuerdo de paz con el Gobierno Nacional y que afectan la seguridad de los colombianos constituyéndose en una amenaza a la estabilidad", dijo el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Sin embargo, los ataques aéreos deberán evitar daños colaterales a la población civil de acuerdo con las normas de derechos humanos.

Los bombardeos fueron el arma más letal en la lucha del Estado contra la FARC y permitieron abatir a importantes comandantes rebeldes.

Esa estrategia también ha sido usada contra el Ejército de Liberación Nacional(ELN), la guerrilla activa más importante de Colombia y que mantiene una tregua bilateral con el Gobierno en medio de una negociación de paz.

Más de 11.300 integrantes de las FARC entre combatientes, auxiliadores y presos están en proceso de reincorporación a la sociedad después de que el grupo entregó las armas a Naciones Unidas y conformó un partido político, en cumplimiento del acuerdo de paz.

(Reporte de Luis Jaime Acosta. Editado por Rodrigo Charme)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters