Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen de archivo de un policía antinarcóticos vigilando unos paquetes con cocaína en una base policial en Bogotá, jul 22, 2015. Las Fuerzas Armadas de Colombia, con el apoyo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), desarticularon una organización criminal que enviaba hasta ocho toneladas mensuales de cocaína a los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, informaron el miércoles las autoridades. REUTERS/ John Vizcaino

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - Las Fuerzas Armadas de Colombia, con el apoyo de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), desarticularon una organización criminal que enviaba hasta ocho toneladas mensuales de cocaína a los cárteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, informaron el miércoles las autoridades.

La operación antidrogas permitió capturar a 12 personas que tenían enlaces con los cárteles mexicanos y a los que enviaban cargamentos de droga en embarcaciones desde las selvas del suroeste de Colombia por el Océano Pacífico.

"La Operación Valquiria se constituye en uno de los golpes más contundentes contra organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico a gran escala con destino a cárteles mexicanos, logrando neutralizar las rutas marítimas utilizadas desde la costa nariñense de Colombia", dijo el director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Hernando Nieto.

Desde 2014 a la fecha, las autoridades les confiscaron a la organización desarticulada 160 toneladas de cocaína y capturaron a 97 de sus integrantes, incluidos 87 extranjeros, especialmente guatemaltecos y ecuatorianos, precisó el oficial.

De acuerdo con fuentes de seguridad, los cárteles mexicanos tienen nexos con narcotraficantes colombianos a los que compran cargamentos de cocaína que posteriormente envían a Estados Unidos.

Colombia, considerado uno de los principales productores mundiales de cocaína, tiene capacidad para fabricar anualmente 646 toneladas métricas de la droga, de acuerdo con las Naciones Unidas. En la actividad ilegal están implicados grupos de narcotraficantes, bandas criminales conformadas por antiguos paramilitares de ultraderecha y la guerrilla izquierdista.

Las Fuerzas Armadas de Colombia confiscaron una cifra récord de 378,3 toneladas de cocaína en el 2016, un 49 por ciento más que en el año previo, por una mejor coordinación en las actividades de inteligencia y mayores decomisos.

(Reporte de Luis Jaime Acosta, Editado por Manuel Farías)

Reuters