Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Comandante del Ejército iraní ofrece ayuda a la policía en medio de protestas

En la imagen, opositores al presidente iraní Hassan Rouhani protestan ante la embajada de Irán en Londres, el 31 de diciembre de 2017. REUTERS/Eddie Keogh

(reuters_tickers)

Por Michael Georgy

DUBÁI (Reuters) - El militar de mayor rango en Irán dijo el jueves que las fuerzas policiales sofocaron protestas antigubernamentales que dejaron 21 personas muertas, pero añadió que sus tropas están listas para intervenir si es necesario.

Las manifestaciones contra el gobierno, que parecen ser espontáneas y sin un líder claro, surgieron hace una semana en la segunda ciudad del país, Mashhad, debido a las dificultades económicas, principalmente el desempleo juvenil y la supuesta corrupción.

"Aunque esta sedición ciega fue tan pequeña que una fracción de la fuerza policial pudo cortarla de raíz (...) pueden estar seguros de que sus camaradas del ejército de la República Islámica estarán dispuestos a enfrentarse a los ingenuos del Gran Satán (Estados Unidos)", dijo el mayor general Abdolrahim Mousavi.

La agencia de noticias semioficial ILNA dijo el jueves que el gobierno levantó las restricciones a Instagram, una de las redes sociales usadas para movilizar a los manifestantes.

Amnistía Internacional dijo el jueves que durante los últimos siete días más de 1.000 iraníes habían sido llevados a cárceles "famosas por las torturas y otros tratamientos violentos". La entidad agregó que a muchos familiares y abogados se les había negado el acceso a los detenidos.

Después de una semana de manifestaciones, la Guardia Revolucionaria dijo el miércoles que envió fuerzas para sofocar las protestas en tres provincias. Esa ha sido hasta la fecha la señal más clara de que las autoridades se están tomando en serio las marchas.

La Guardia Revolucionaria fue decisiva en la sofocación de las protestas originadas por el supuesto fraude electoral del 2009, en las que murieron decenas de personas.

Pocos ven estas protestas como una amenaza a la elite clerical que controla Irán desde la Revolución Islámica de 1979. Sin embargo, los manifestantes han pedido la caída del líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, quien ha culpado a agentes extranjeros del mayor desafío a su liderazgo en casi una década.

Las autoridades iraníes han respondido a las protestas convocando a manifestaciones a favor del gobierno en varias ciudades.

(Editado en español por Rodrigo Charme y Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes