Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Nathan Law y Joshua Wong, dos de los tres líderes de las protestas estudiantiles en Hong Kong, cuando llegan al tribunal de la ciudad, Hong Kong, el 17 de agosto de 2017. REUTERS/Tyrone Siu

(reuters_tickers)

Por Venus Wu y James Pomfret

HONG KONG (Reuters) - Un tribunal de apelaciones de Hong Kong impuso el jueves penas de cárcel de entre seis y ocho meses a tres líderes del movimiento democrático de la ciudad gobernada por China, en un golpe a las demandas de sufragio universal.

La decisión desencadenó acusaciones de interferencia política, puesto que los términos de encarcelamiento limitan las ambiciones del trío al impedirles competir por asientos en la legislatura por los próximos cinco años.

Joshua Wong, de 20 años; Alex Chow, de 24; y Nathan Law, de 26, recibieron el año pasado condenas que no implicaban su ingreso en prisión aunque sí servicios comunitarios por su participación en lo que se consideró "una asamblea ilegal".

Pero el Departamento de Justicia de Hong Kong revisó esa sentencia y dijo que el trío no fue condenado por ejercer sus libertades civiles, sino porque su conducta durante la protesta incluyó un "comportamiento desordenado e intimidatorio".

Wong fue sentenciado a seis meses, Chow a siete meses y Law a ocho meses. Law era el diputado democrático más joven de la ciudad antes de verse despojado el mes pasado de su cargo por una demanda presentada a iniciativa del Gobierno.

Los tres activistas parecían tranquilos al anunciarse las sentencias por un panel de tres jueces. Un abogado involucrado en el caso dijo que ellos podrían apelar.

Wong, que tenía 17 años cuando se convirtió en el rostro del movimiento democrático dirigido por los estudiantes, levantó su puño al aire al salir de la sala de la corte y gritó: "El pueblo de Hong Kong no se rinde".

Por su parte, Chow saludó a sus padres mientras salía de la corte. Su madre rompió a llorar.

La excolonia británica, gobernada bajo la fórmula de "un país, dos sistemas" desde que fue devuelta al gobierno chino en 1997, vivió a finales de 2014 un período de varios meses de intensas protestas callejeras que exigían democracia plena.

La llamada Revolución de los Paraguas, un movimiento de desobediencia civil que atrajo a cientos de miles de personas, comenzó después de que Wong y sus colegas irrumpieran en un patio frente a la sede del gobierno. Por esta acción fueron acusados ​​de haber participado e incitado una asamblea ilegal.

Justo antes de leerse la sentencia, un desafiante Wong dijo a cerca de 100 seguidores que se agolpaban en el vestíbulo del tribunal, algunos llorando, que él no se lamentaba y les instó a seguir luchando por la democracia. "Espero que la gente de Hong Kong no se dé por vencida", dijo.

Cerca de 100 partidarios rodearon más tarde los autos que llevaron a los tres a la prisión gritando consignas, según un testigo de Reuters. Al menos una persona fue detenida por la policía.

(Reporte adicional de Tyrone Siu, traducido por la redacción de Reuters en Madrid)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters