Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La canciller alemana, Angela Merkel, asiste a la reunión de los líderes de la Unión Europea en Malta. 3 de febrero 2017. Los partidos conservadores de Alemania acordaron el lunes nominar a Angela Merkel como su candidata a canciller para las elecciones del 24 de septiembre, pese a la larga controversia entre ellos sobre el manejo del ingreso de inmigrantes al país, dijeron a Reuters participantes de una reunión política. REUTERS/Darren Zammit-Lupi

(reuters_tickers)

Por Andreas Rinke y Michelle Martin

MÚNICH/BERLÍN (Reuters) - Los conservadores de Angela Merkel y sus aliados bávaros acordaron respaldar la candidatura de la canciller para las elecciones, en las que tendrá que luchar contra los revitalizados Social Demócratas (SPD) para liderar a Alemania en un momento de gran incertidumbre política en Europa.

Una encuesta divulgada el lunes mostró que el SPD, actualmente un socio minoritario en la coalición de gobierno bajo Merkel, triunfaría si las elecciones de septiembre se realizaran hoy. Es la primera vez en años que el SPD, que perdió los comicios en 2012, supera al CDU y significaría la llegada de un nuevo líder.

En 2005, Merkel fue electa como la primera canciller alemana y se ha convertido en la figura política más poderosa en Europa en momentos en que la Unión Europea enfrenta profundos problemas económicos y políticos.

Los Demócrata Cristianos (CDU) y la Unión Social Cristiana (CSU), de Horst Seehofer, mantienen una agria disputa sobre cómo abordar el ingreso de más de un millón de inmigrantes en los últimos dos años y alimentaron el apoyo al partido anti inmigración Alternativa por Alemania (AfD).

Seehofer, quien ha sido un duro crítico de la política migratoria de Merkel, insiste en introducir un límite para nuevas llegadas. La canciller se opone a la idea, aunque el lunes intentó un acercamiento con la CSU al reiterar que no "debería repetirse" un 2015, cuando un récord de 890.000 personas llegaron al país.

"Tenemos opiniones diferentes sobre un límite a la inmigración y hemos decidido respetar la posición del otro en este desacuerdo sin quitar importancia a nuestras diferencias", dijo Merkel en una conferencia conjunta con Seehofer.

Seehofer, quien calificó a Merkel de "excelente canciller", dijo que el desacuerdo no evitaría que los partidos conservadores se unieran para las elecciones del 24 de septiembre, que la líder sostuvo serán las "más difíciles que he experimentado".

El líder de la CSU dijo que él y Merkel habían acordado que era necesario abordar la raíz de la inmigración, repatriar a algunos migrantes y alcanzar acuerdos con otros países. Además, afirmaron que su campaña se enfocará en la seguridad doméstica y externa, políticas familiares, cohesión social e innovación, aunque adoptarán un programa electoral en julio.

(Reporte de Andreas Rinke; Escrito por Michelle Martin; Editado en español por Ana Laura Mitidieri/Patricia Avila)

Reuters