Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, sonrie durante una entrevista con el primer ministro francés, Bernard Cazeneuve, en Londres, Inglaterra. 17 de febrero 2017. El Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, consiguió el viernes una victoria clave en unas elecciones parciales que fortalece su posición ante las negociaciones sobre el "Brexit", mientras que sus rivales laboristas sufrieron un grave revés en el Parlamento. REUTERS/Tim Ireland/Pool

(reuters_tickers)

Por Darren Staples y Phil Noble

STOKE-ON-TRENT/WHITEHAVEN, Inglaterra (Reuters) - El Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, consiguió el viernes una victoria clave en unas elecciones parciales que fortalece su posición ante las negociaciones sobre el "Brexit", mientras que sus rivales laboristas sufrieron un grave revés en el Parlamento.

Los conservadores se quedaron con el escaño legislativo del noroeste de Copeland, que los laboristas controlaban desde 1935, en la primera elección parcial del asiento ganada por un partido en el poder en 35 años, un resultado que aumenta la presión sobre el líder opositor Jeremy Corbyn.

En cuanto al escaño de Stoke-on-Trent, en el centro de Inglaterra, Paul Nuttall, líder del populista y antieuropeísta Partido de Independencia, no consiguió revertir la mayoría laborista a pesar de que casi un 70 por ciento de los votantes de la ciudad había apoyado la salida de Reino Unido de la Unión Europea en el referendo del año pasado.

Los conservadores también aumentaron su proporción de votos en Stoke-on-Trent respecto a las elecciones del 2015.

Los dos resultados indican que May tiene mayor respaldo político para manejar el "Brexit" y serán utilizados como evidencia de que su estrategia de buscar una separación radical de la UE ha contenido el ascenso del populismo sin perjudicar su capacidad de restar votos al Partido Laborista.

Aunque los laboristas evitaron el escenario más grave de dos derrotas, Corbyn posiblemente enfrentará nuevas críticas.

"El resultado (...) es un desastre para nosotros. No deberíamos intentar insultar la inteligencia de las personas sugiriendo otra cosa", dijo el legislador laborista John Woodcock a la radio de la cadena BBC.

(Escrito por William James. Editado en español por Marion Giraldo)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters