Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Lanzamiento de misiles balísticos por parte de Corea del Norte en una imagen sin fechar hecha pública por la agencia oficial de noticias KCNA en Pyongyang. 7 marzo 2017. Corea del Norte se enfrentó el martes a una condena generalizada por sus últimas pruebas con misiles balísticos, pero declaró que las actuales maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur tienen como objetivo realizar un "ataque nuclear preventivo" contra Pyongyang. KCNA/vía REUTERS

(reuters_tickers)

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters) - Corea del Norte se enfrentó el martes a una condena generalizada por sus últimas pruebas con misiles balísticos, pero declaró que las actuales maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur tienen como objetivo realizar un "ataque nuclear preventivo" contra Pyongyang.

Ju Yong Choi, un diplomático norcoreano, dijo en la Conferencia de Desarme auspiciada por la ONU en Ginebra que estos ejercicios anuales son "una causa principal en una escalada de tensión que podría convertirse en una guerra real" en la dividida península coreana.

    "El ejercicio militar conjunto en curso se lleva a cabo con una movilización masiva de tropas sin precedentes en cuanto a su magnitud y varios tipos de fuerzas estratégicas estadounidenses, incluyendo portaaviones nucleares, bombarderos estratégicos nucleares y cazas 'invisibles'", dijo Ju al foro de 61 miembros.

"Definitivamente pondrá en peligro la paz y la estabilidad en la región y llevará la situación en la península coreana al borde de una guerra nuclear", dijo.

Durante una tempestuosa sesión de 90 minutos, enviados de más de una docena de países, entre ellos el principal aliado de Corea del Norte, China, así como de Reino Unido, Francia, Rusia y Estados Unidos, condenaron el ensayo de cuatro misiles balísticos por Corea del Norte el lunes.

Robert Wood, embajador de Estados Unidos para el Desarme, dijo que estos ensayos de Corea del Norte suponen la última violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El programa armamentístico de Pyongyang representa una "clara amenaza para la seguridad nacional de todos los países de la región", añadió.

    Estados Unidos tiene el "compromiso férreo de defender a sus aliados" y las maniobras militares conjuntas que se realizan con Seúl desde hace más de 40 años han sido "transparentes y orientadas a la defensa".

Refiriéndose a la República Popular Democrática de Corea del Norte (RPDC), Wood dijo que "debería quedar muy claro que la RPDC que es un país paria, un caso aparte, que viola múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y que los países representados en esta sala no van a quedarse esperando y dejar que la RPDC viole el derecho internacional".

(Editado en español por la Redacción en Madrid)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters