Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El líder norcoreano Kim Jong Un inspecciona el programa de armas nucleares de su país en una foto sin fecha facilitada por la agencia oficial KCNA en Pyongyang. 3 septiembre 2017. KCNA vía REUTERS

(reuters_tickers)

Por Jack Kim

SEÚL (Reuters) - Corea del Norte dijo el domingo que ha desarrollado una bomba de hidrógeno de "gran poder destructivo", lo que generó que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, conversara con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, sobre la escalada de la crisis nuclear.

El reporte de la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA se conoce en medio de una gran tensión regional tras el lanzamiento de Pyongyang en julio de dos misiles balísticos intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés) con un alcance potencial de unos 10.000 kilómetros y que podrían impactar en el territorio continental estadounidense.

Bajo el liderazgo de Kim Jong Un, Pyongyang ha incrementado sus trabajos para fabricar armas nucleares y misiles balísticos de largo alcance que puedan llevarlos hasta lugares sin precedentes, desafiando las sanciones de la ONU y la presión internacional. Expertos y funcionarios creen que Corea del Norte podría realizar su sexto ensayo nuclear en cualquier momento.

El poder de la bomba de hidrógeno es ajustable a cientos de kilotones y puede ser detonada a gran altitud, y los componentes producidos a nivel local permitirán al país construir las armas nucleares que quiera, informó KCNA.

Kim visitó el Instituto de Armas Nucleares del país y "vio cómo se instalaba una bomba H en un nuevo ICBM", señaló KCNA. "Todos los componentes de la bomba H son caseros y todos los procesos (...) fueron realizados siguiendo la base 'Juche', que permite al país producir todas las potentes armas nucleares que quiera", agregó.

El "Juche" es una ideología norcoreana que defiende hacer las cosas en solitario, en una mezcla de marxismo y nacionalismo extremo pregonado por el fundador del Estado, Kim Il Sung, abuelo del líder actual.

Trump y Abe hablaron por teléfono y destacaron que, teniendo en cuenta la escalada de la tensión con Corea del Norte, se necesita que sus países cooperen con Corea del Sur, dijo a periodistas el primer ministro nipón, quien agregó que ambos acordaron que se debe redoblar la presión sobre Pyongyang.

Estados Unidos ha instado en varias oportunidades a China, el único gran aliado de Pyongyang, a que controle las ambiciones nucleares del aislado país de Gobierno comunista.

(Reporte de Jack Kim y Soyoung Kim; editado en español por Carlos Serrano y Javier Leira)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters