Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Imagen cedida a Reuters por la agencia KCNA de un misil balístico intercontinental Hwasong-14 . KCNA/via REUTERS Imagen de uso no comercial, ni de ventas, ni de archivo. Solo para uso editorial. No está disponible para su venta en marketing o en campañas publicitarias. Esta fotografía fue entregada por un tercero y es distribuida, exactamente como fue recibida por Reuters, como un servicio para sus clientes.

(reuters_tickers)

Por Jack Kim y Christine Kim

SEÚL (Reuters) - Corea del Norte dijo el miércoles que el misil balístico intercontinental (ICBM, por su sigla en inglés) que desarrolló puede transportar una gran ojiva nuclear, lo que llevó a Washington a llamar a una acción global para hacer responsable a Pyongyang por su carrera para desarrollar armas nucleares.

Una portavoz del Pentágono dijo que el departamento concluyó que Corea del Norte realizó un lanzamiento de prueba de un ICBM, que algunos expertos ahora creen que tenía el rango para alcanzar el estado de Alaska y otras partes de Estados Unidos continental.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, afirmó que el ensayo, realizado en la víspera de las celebraciones del Día de la Independencia del país norteamericano, representó "una nueva escalada de la amenaza" contra Estados Unidos y sus aliados, por lo que prometió medidas más severas.

El líder norcoreano Kim Jong Un dijo que la exitosa prueba completó la capacidad de armas estratégicas de su país, que incluye bombas atómicas, de hidrógeno e ICBMs, informó la agencia estatal de noticias KCNA.

Pyongyang no negociará con Estados Unidos para renunciar a esas armas hasta que Washington abandone su política hostil contra Corea del Norte, sostuvo Kim según lo citó KCNA.

"Él, con una amplia sonrisa en su cara, dijo a autoridades, científicos y técnicos que Estados Unidos estaría disgustado (...) debido al 'paquete de regalos' que recibió en su 'Día de la Independencia'", dijo KCNA.

Kim les ordenó "enviar frecuentemente 'paquetes de regalo' grandes y pequeños a los yanquis", agregó.

El lanzamiento se produjo días antes de que los líderes del grupo de economías del G-20 debatan medidas para frenar los programas de armas de Corea del Norte, que Pyongyang ha continuado en desafío de las sanciones del Consejo de Seguridad.

La prueba constató exitosamente los requerimientos técnicos del recientemente desarrollado ICBM en la etapa de separación, reingreso a la atmósfera de la cabeza nuclear y el control de la etapa final de la ojiva, informó KCNA.

Tillerson advirtió que cualquier país que reciba a trabajadores norcoreanos, brinde ayuda militar o económica a Pyongyang, o no implemente las sanciones de la ONU "está ayudando e instigando a un régimen peligroso".

"Todos los países deberían demostrar públicamente a Corea del Norte que hay consecuencias por la búsqueda de armas nucleares", dijo Tillerson en un comunicado.

(Reporte adicional de Lesley Wroughton, David Brunnstrom y Phil Stewart en Washington y Michelle Nichols en Nueva York; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

Reuters