Reuters internacional

En la imagen, el líder norcoreano Kim Jong observa una cabeza de un misil después de un simulacro de la reentrada atmosférica de un misil balístico, en una localización sin especifiar en esta imagen sin fechar publicada por la norcoreana Agencia de Noticias Central Coreana en Pyongyang, el on de marzo de 2016. Corea del Norte lanzó un misil balístico el miércoles desde su costa este hacia el mar en la Península, dijo el Ejército de Corea del Sur, antes de una cumbre entre los líderes de Estados Unidos y China que discutirán el programa de armas de Pyongyang. KCNA/via Reuters/File Photo

(reuters_tickers)

Por Ju-min Park y Jack Kim

SEÚL (Reuters) - Corea del Norte lanzó un misil balístico el miércoles desde su costa este hacia el mar en la Península, dijo el Ejército de Corea del Sur, antes de una cumbre entre los líderes de Estados Unidos y China que discutirán el programa de armas de Pyongyang.

La prueba se realizó desde su sitio de lanzamiento en Sinpo, una ciudad portuaria en la costa este de Corea del Norte, y el misil voló unos 60 kilómetros, aseguró la Oficina del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur en un comunicado. En Sinpo se ubica una base para submarinos de Corea del Norte.

El lanzamiento se produce tan sólo un día antes del comienzo de una reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, y sumará presión para que las potencias toquen el tema de cómo obligar a que Pyongyang abandone el desarrollo de dichas armas.

"El lanzamiento tuvo lugar posiblemente en consideración de la cumbre EEUU-China, mientras que al mismo tiempo fue para comprobar su capacidad de misiles", dijo un funcionario surcoreano a Reuters acerca de la evaluación inicial del lanzamiento.

El misil fue disparado en un ángulo alto y alcanzó una altitud de 189 kilómetros, agregó el funcionario.

Cualquier lanzamiento de objetos utilizando tecnología de misiles balísticos es una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, pero Corea del Norte ha desafiado la prohibición diciendo que viola sus derechos de soberanía a la autodefensa y la búsqueda de la exploración espacial.

La prueba recibió la rápida condena de Japón, y el primer ministro Shinzo Abe dijo que otra acción provocativa era posible. El secretario del gabinete japonés, Yoshihide Suga, describió el lanzamiento como "extremadamente problemático" y dijo que Tokio presentó una enérgica protesta.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur también condenó la prueba. El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo en un escueto comunicado: "Estados Unidos ha hablado suficiente sobre Corea del Norte. No tenemos más comentarios".

(Reporte adicional de James Pearson en Seúl, Kaori Kaneko en Tokio y Idrees Ali en Washington. Editado en Español por Manuel Farías y Carlos Aliaga)

Reuters

 Reuters internacional