Reuters internacional

Corea del Sur dijo que los Estados Unidos han reafirmado su compromiso de asumir el coste del desarrollo del sistema antimisiles THAAD, días después de que el presidente Donald Trump dijese que Seúl debería pagar por la batería de 1.000 millones de dólares diseñada para defenderse contra su vecino Corea del Norte. Un F-16 surcoreano despega durante unos ejercicios en la base aérea de Kunsan el 26 de abril por el marine Carlos Jimenez/Handout via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Ju-min Park y James Pearson

SEÚL (Reuters) - Corea del Sur dijo que los Estados Unidos han reafirmado su compromiso de asumir el coste del desarrollo del sistema antimisiles THAAD, días después de que el presidente Donald Trump dijese que Seúl debería pagar por la batería de 1.000 millones de dólares diseñada para defenderse contra su vecino Corea del Norte.

En una llamada telefónica el domingo, el consejero de seguridad nacional de Trump, H.R. McMaster, tranquilizó a su homólogo surcoreano, Kim Kwan-jin, señalando que su alianza con Corea del Sur era una prioridad máxima en la región Asia Pacífico, dijo la oficina presidencial del país asiático.

La conversación tuvo lugar después de que Corea del Norte realizase una nueva prueba con misiles el sábado que tanto Washington como Seúl dijeron que no tuvo éxito, pero que generó una amplia condena internacional.

Trump, preguntado sobre su mensaje a Corea del Norte tras la última prueba de misiles, dijo a periodistas: "Pronto lo descubriréis", aunque no quiso detallar cuál será la respuesta de los Estados Unidos.

Los comentarios de Trump en una entrevista con Reuters el jueves en la que afirmó que quería que Seúl pagase por el desarrollo del THAAD causaron perplejidad entre los surcoreanos y plantearon preguntas sobre el compromiso con la alianza entre los dos países.

Funcionarios surcoreanos respondieron que el coste del programa tendría que ser asumido por Estados Unidos en función de los acuerdos bilaterales.

"El Asesor de Seguridad Nacional H.R. McMaster explicó que las recientes declaraciones del presidente Trump fueron realizadas en un contexto genérico, en línea con las expectativas de los costes compartidos con los aliados", dijo el gobierno surcoreano en un comunicado agregando que la llamada fue a propuesta de McMaster.

Los principales componentes del sistema de defensa estadounidense para derribar misiles, THAAD (Terminal High Altitude Area Defense por sus siglas en inglés) se trasladaron al lugar previsto en Seonjgu, al sur del país, esta misma semana.

El despliegue ha generado protestas desde China, que afirma que el poderoso radar que puede alcanzar su territorio socavará la seguridad regional y que los residentes locales están preocupados por poder convertirse en objetivo de los misiles norcoreanos.

Alrededor de 300 residentes se concentraron el domingo para protestar después de que dos camiones del ejército estadounidenses tratasen de entrar en el lugar de despliegue del THAAD.

En un video facilitado por residentes se observa a manifestantes bloqueando la carretera y gritando consignas como "No nos mientas. Vuelve a tu país".

La policía dijo que había enviado a unos 800 agentes de policía al lugar y dos residentes resultaron heridos durante los enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Corea del Sur y los Estados Unidos afirman que el THAAD busca proteger al país contra los misiles norcoreanos.

Estados Unidos está buscando más ayuda de China, el principal aliado de Corea del Norte, para detener los programas nucleares y de misiles de Pyongyang. En la entrevista con Reuters, Trump elogió a su homólogo chino Xi Jinping calificándolo de "buen hombre".

Reuters

 Reuters internacional