Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una persona sostiene una bandera de Cuba durante el funeral de Fidel Castro en Las Tunas, dic 2, 2016. Cuba criticó el miércoles a la OEA y defendió a su aliado Venezuela luego de que un grupo de naciones de la entidad regional decidió apoyar un diálogo en busca de soluciones para la crisis política que atraviesa el país sudamericano. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

LA HABANA (Reuters) - Cuba criticó el miércoles a la OEA y defendió a su aliado Venezuela luego de que un grupo de naciones de la entidad regional decidió apoyar un diálogo en busca de soluciones para la crisis política que atraviesa el país sudamericano.

Una declaración del Ministerio de Relaciones de Cuba arremetió contra la organización hemisférica y su secretario general, el uruguayo Luis Almagro, quien ha exigido elecciones y la liberación de presos políticos para evitar la suspensión de Caracas de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"La OEA demostró una vez más su incapacidad para frenar la execrable e histérica postura de su Secretario General, al servicio de los centros de poder y en franca violación de la letra y el espíritu de la propia Carta de esa lamentable organización", dijo la cancillería cubana.

Cuba, que no es miembro de la OEA, dijo que "quedó demostrado cómo el Consejo Permanente intervino en asuntos de la jurisdicción interna de uno de sus Estados miembros, en flagrante quebrantamiento del artículo 1 de la Carta fundacional".

La iniciativa tomada el martes por la OEA, que no apoyaron los gobiernos de Caracas, ni Managua, fue respaldada por la mayoría de las naciones afiliadas, incluyendo Estados Unidos y Canadá, para avanzar en "propuestas concretas" dada la situación interna que vive Venezuela, que describieron como "difícil".

"La OEA que enfrentó a Venezuela es la misma que endosó agresiones e intervenciones militares; es la que ha guardado cómplice silencio ante graves violaciones democráticas y de derechos humanos en todo el hemisferio (...)", señaló el texto publicado en portada del diario cubano Granma.

Venezuela calificó la iniciativa como un acto de "intervencionismo".

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ha reiterado que su país "nunca volverá a formar parte de la OEA", un organismo del cual la isla fue expulsada durante la Guerra Fría en 1962.

En el 2009, la OEA levantó la suspensión sobre La Habana y le abrió nuevamente las puertas para su reincorporación, pero el gobierno cubano ha descartado su interés en volver a la entidad regional.

(Reporte de Nelson Acosta; Editado por Ana Laura Mitidieri)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters