Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La depuesta líder de Corea del Sur Park Geun-hye saluda a sus partidarios a llegada a su residencia privada en Seúl. 12 de marzo de 2017. REUTERS/Kim Kyung-Hoon. La depuesta líder surcoreana Park Geun-hye abandonó el domingo el palacio presidencial, dos días después de que un tribunal sentenciara su salida del cargo por un escándalo de corrupción que la podría llevar a la cárcel.

(reuters_tickers)

Por Ju-min Park y Hyunjoo Jin

SEÚL (Reuters) - La depuesta líder surcoreana Park Geun-hye abandonó el domingo el palacio presidencial, dos días después de que un tribunal sentenciara su salida del cargo por un escándalo de corrupción que la podría llevar a la cárcel.

Park llegó a su residencia privada en el distrito capitalino de Gangnam, después de dejar la Casa Azul en medio de una caravana de vehículos negros y flanqueada por motociclistas de la policía.

"Lamento no haber podido terminar el mandato que me dieron como presidenta", dijo Min Kyung-wook, portavoz de Park y miembro del Parlamento, citando a la ex mandataria.

"Tomará tiempo, pero creo que la verdad será revelada", agregó Park, en sus primeros comentarios públicos desde su salida del Gobierno.

Park aceptó la responsabilidad de los acontecimientos que culminaron en la ratificación el viernes por parte del Tribunal Constitucional de una decisión del Parlamento de realizar un juicio político en su contra por un escándalo de tráfico de influencias que ha sacudido a la elite política y empresarial surcoreana.

"Asumo la responsabilidad por el resultado de todo esto", dijo Min citando a la presidenta depuesta.

Park, de 65 años, es la primera líder democráticamente electa de Corea del Sur que se ha visto obligada a dejar su cargo.

Una nueva elección presidencial se llevará a cabo antes del 9 de mayo.

Su salida del Gobierno se produjo tras meses de parálisis política y confusión por un escándalo que llevó a prisión al jefe de Samsung, quien deberá enfrentar un juicio.

(Reporte de Suyeong Lee y Jack Kim. Editado en español por Rodrigo Charme)

Reuters