Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos camiones quemados en San José de la Mariquina, en la sureña provincia chilena de Valdivia , ago 28, 2017. REUTERS/Miguel Angel Bustos Atención editores: Imagen para uso no comercial, ni ventas, ni archivos o ventas editoriales en Chile.

(reuters_tickers)

Por Antonio De la Jara

SANTIAGO (Reuters) - Un grupo de desconocidos quemó en la madrugada del lunes cerca de 30 camiones en la sureña región chilena de Los Ríos, una semana después de un delito de características similares, por lo que autoridades viajaron a la zona después de que el Gobierno lo calificara como un "atentado".

El ataque incendiario es el último de una escalada de violencia en el sur de Chile, especialmente en la región de La Araucanía, donde grupos vinculados a la etnia mapuche demandan a empresarios madereros que devuelvan territorios ancestrales.

En total, 29 camiones de la firma de servicios forestales Sotraser fueron afectados por el incendio en el municipio de San José de Mariquina, un hecho que fue reprochado por la mandataria Michelle Bachelet.

"Vamos a combatir la violencia y no vamos a tolerar que grupos minoritarios, que no valoran el diálogo, echen por tierra el gran esfuerzo que todos los actores de las regiones del sur están haciendo para promover el desarrollo y superar la exclusión", dijo Bachelet.

Según un testigo citado por la autoridad de la región de Los Ríos, al menos dos personas encapuchadas quemaron con antorchas los camiones de Sotraser pasadas las 04.00 hora local (0700 GMT).

Medios informaron que la agrupación Weinchan Auka Mapu se adjudicó el ataque incendiario de las 29 máquinas, al igual como ocurrió hace unos días con la quema de otros 18 camiones en La Araucanía.

En las cercanías del siniestro, la policía encontró panfletos alusivos a la agrupación y a un juicio contra mapuches por su supuesta participación en el asesinato de una pareja de ancianos (Luchsinger Mackay) que fallecieron tras el incendio de su parcela hace unos años.

"No al montaje Luchsinger Mackay. Libertad a los presos políticos. Fuego y sabotaje al negocio forestal", dijo uno de los panfletos.

MÚLTIPLES SABOTAJES

La empresa Sotraser dijo que la quema de sus camiones es una "desgraciada e impune secuencia delictual y terrorista que afecta al gremio del transporte chileno".

"Afortunadamente no hubo vidas que lamentar. Las pérdidas suman 6 millones de dólares", dijo Sotraser en un comunicado.

En los últimos años se han multiplicado los sabotajes en La Araucanía y otros regiones aledañas -sobre todo incendios-, con quemas de casas, camiones y maquinarias de empresas forestales e incluso ataques que han afectado a iglesias de la zona.

El ministerio del Interior citó a la policía y a fiscales a una reunión de emergencia en el Palacio presidencial de La Moneda, en Santiago, para analizar los antecedentes y pasos a seguir.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy admitió que este hecho "efectivamente" se trataba de "un atentado" y para avanzar con las acciones legales la tarde del lunes se trasladará hacia San José de Mariquina.

Unos 600.000 mapuches viven en Chile, principalmente en las regiones de La Araucanía y Biobío, empobrecidos sectores a unos 500 y 700 kilómetros al sur de Santiago, respectivamente.

Durante siglos, estas zonas fueron el límite del imperio español en Sudamérica. Famosos por ser guerreros, los mapuches mantuvieron acorralados a los conquistadores y sólo fueron derrotados por el Ejército chileno entre 1860 y 1870. Las relaciones con el Estado han sido difíciles desde entonces.

(Reporte de Antonio de la Jara; editado por Gabriel Burin y Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters