Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, en una sesión conjunta del Congreso en Washington, feb 28, 2017. Varios legisladores republicanos pidieron el jueves al fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, que se inhiba en las investigaciones por la supuesta interferencia de Rusia en la elección presidencial tras conocerse que se reunió el año pasado con el embajador ruso, algo que el funcionario no reveló al Senado. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Doina Chiacu

WASHINGTON (Reuters) - Varios legisladores republicanos pidieron el jueves al fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, que se inhiba en las investigaciones por la supuesta interferencia de Rusia en la elección presidencial tras conocerse que se reunió el año pasado con el embajador ruso, algo que el funcionario no reveló al Senado.

Asimismo, destacados demócratas exigieron la renuncia de Sessions, el máximo responsable del cumplimiento de la ley del Gobierno del presidente republicano Donald Trump y un cercano asesor de su campaña electoral en 2016.

Las dos reuniones con el embajador, reportadas por vez primera por el diario The Washington Post en la noche del miércoles, fueron confirmadas por el Departamento de Justicia, que dijo que no hubo nada inapropiado en esos encuentros.

Durante su testimonio bajo juramento en su audiencia de confirmación en el Senado de enero, Sessions respondió a una pregunta del senador demócrata Al Franken que no "tuvo comunicaciones con los rusos" en el transcurso de la campaña presidencial.

El ex senador Sessions recibió al embajador ruso, Sergei Kislyak, en su despacho en septiembre, según el Post. La otra cita fue en julio, en un acto de la Heritage Foundation al que asistieron unos 50 embajadores, durante la Convención Nacional Republicana, indicó el diario.

Sessions lidera ahora el Departamento de Justicia como fiscal general. El FBI, que forma parte del departamento, está a cargo de las investigaciones por la supuesta interferencia rusa y sus posibles lazos con gente cercana a Trump.

El republicano Jason Chaffetz, presidente de la Comisión de Control de la Cámara de Representantes, dijo en Twitter que Sessions "debería aclarar su testimonio y recusarse".

El líder de la mayoría republicana en la Cámara, Kevin McCarthy, dijo a la cadena de televisión MSNBC que "creo que en cualquier investigación tenemos que estar seguros de que todos confían en la pesquisa". Al ser preguntado si eso significa que Sessions debería inhibirse en la investigación, McCarthy afirmó: "Creo que sería más fácil desde ese punto de vista, sí".

El senador republicano Jeff Flake, integrante de la Comisión Judicial, dijo a Reuters que "obviamente, va a tener que aclararlo y recusarse probablemente de cualquier investigación relacionada con los rusos". No obstante, afirmó que los demócratas se están adelantando al pedir su renuncia.

Nancy Pelosi, la demócrata de más alto rango en la Cámara, pidió la dimisión de Sessions y una investigación independiente y bipartidista sobre los posibles lazos de Trump con Rusia.

"Sessions no es apto para servir como el más alto funcionario del cumplimiento de la ley en nuestro país y debe renunciar", dijo en un comunicado el miércoles.

Hasta el momento, Sessions se ha resistido a los llamados para inhibirse de las investigaciones. El jueves dijo a NBC News que "cuando corresponda me retiraré yo mismo, no hay dudas sobre eso", tras afirmar que "no me reuní con ningún ruso en ningún momento para discutir ninguna campaña política".

La Casa Blanca rechazó la noticia de las reuniones como un ataque partidista, asegurando que los contactos con el embajador ocurrieron en su función como miembro de la Comisión de Servicios Armados. Por su parte, la legación rusa en Estados Unidos hizo caso omiso a la polémica y dijo que se trató de un contacto normal con "socios estadounidenses".

(Reporte de Doina Chiacu, Steve Holland, Richard Cowan y Julia Edwards Ainsely; escrito por Doina Chiacu y Will Dunham; editado en español por Carlos Serrano)

Reuters