Por David Lawder

WASHINGTON, 7 oct (Reuters) - Negociadores comerciales de segundo nivel de Estados Unidos y China lanzaron una nueva ronda de conversaciones el lunes, con el objetivo de resolver una guerra comercial de 15 meses entre ambas naciones.

Unos 30 funcionarios chinos, liderados por el viceministro de Finanzas, Liao Min, ingresaron a la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos para iniciar dos días de negociaciones, que anteceden al primer diálogo a nivel de ministros en más de dos meses.

La Casa Blanca confirmó oficialmente que las conversaciones de alto nivel, en las que participarán el viceprimer ministro chino Liu He, el representante comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer y al secretario del Tesoro Steven Mnuchin comenzarán el jueves.

"Las dos partes buscarán construir sobre la base de las conversaciones de nivel adjunto de las últimas semanas. Los temas de discusión incluirán la transferencia forzada de tecnología, los derechos de propiedad intelectual, los servicios, las barreras no arancelarias, la agricultura y el cumplimiento", dijo la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

Las conversaciones se inician cerca de una semana antes de un programado aumento de los aranceles estadounidenses a productos chinos por un valor de 250.000 millones de dólares, del 25% al 30%. El presidente Donald Trump dijo que el aumento de gravámenes entrará en vigencia si no se logran avances.

Washington y Pekín han mostrado desacuerdos por las demandas de Estados Unidos de que China proteja más su propiedad intelectual, ponga fin al robo cibernético y a la transferencia forzada de tecnología a las firmas chinas, reduzca los subsidios industriales y aumente el acceso de las empresas estadounidenses a los mercados del gigante asiático.

Trump lanzó una nueva ronda arancelaria luego de que las últimas conversaciones de alto nivel realizadas a fines de julio no lograron avances en temas importantes.

De la mano del inicio de las conversaciones, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos informó sobre más exportaciones de soja a China, la última de una reciente oleada de compras por parte de Pekín.

China ha reservado acuerdos por alrededor de 3,5 millones de toneladas de soja estadounidense desde principios de septiembre, alrededor del 10% de sus compras anuales antes de la guerra comercial.

"Recientemente, algunas de las declaraciones de Pekín han sido un poco más positivas. Han estado en el mercado comprando algunos productos agrícolas de Estados Unidos: soja, cerdo, trigo y otras cosas. Esa es una buena señal", sostuvo Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca, en una entrevista de Fox News.

"Es posible que se logre un progreso adicional con China hacia el final de la semana", destacó.

Reuters y otros medios informaron a fines del mes pasado que el gobierno de Trump está considerando formas de restringir los flujos de inversión de cartera de Estados Unidos en China, incluida la posible exclusión de las firmas chinas de los mercados bursátiles locales.

Pero Kudlow dijo el lunes que la exclusión de las empresas chinas "no está sobre la mesa", aunque la Casa Blanca formó un "grupo de estudio" para analizar los problemas de inversión.

(Reporte de Andrea Shalal y Makini Brice. Editado en español por Javier Leira)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes