COPENHAGUE (Reuters) - Los políticos daneses se burlaron el viernes de la idea de vender Groenlandia a Estados Unidos después de conocerse que el presidente Donald Trump había discutido en privado con sus asesores la posibilidad de comprar la isla más grande del mundo.

Trump visitará Copenhague en septiembre y el tema del Ártico estará incluido en la agenda de las reuniones con los primeros ministros de Dinamarca y Groenlandia, este último territorio autónomo danés.

"Tiene que ser una broma del Día de los Inocentes. Completamente equivocada de fecha", dijo en Twitter el ex primer ministro, Lars Lokke Rasmussen.

La idea de la compra del territorio ha sido tomada a broma por algunos asesores, pero fue considerada seriamente por otros en la Casa Blanca, dijeron el jueves a Reuters dos fuentes familiarizadas con el asunto.

El Wall Street Journal fue el primero en informar sobre la idea de una compra de Groenlandia.

"Si realmente está contemplando esta posibilidad, entonces esta es la prueba definitiva de que se ha vuelto loco", dijo el portavoz de Asuntos Exteriores del Partido Popular Danés, Soren Espersen, a la emisora DR.

"La idea de que Dinamarca venda 50.000 ciudadanos a Estados Unidos es completamente ridícula", añadió.

(Información de Nikolaj Skydsgaard, Andreas Mortensen y Stine Jakobsen; información adicional de Steve Holland en EEUU; editado por Jacob Gronholt-Pedersen y Angus MacSwan; traducido por Laura Hijón en la redacción de Gdynia)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes