Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La Cámara de Diputados de Brasil en el Congreso Nacional en Brasilia, jul 13, 2016. Los legisladores brasileños reeligieron el jueves a un cercano aliado del presidente Michel Temer como máxima autoridad de la Cámara de Diputados, lo que confirma la mayoría oficialista en el recinto y aumenta las posibilidades de que se apruebe un plan de reformas fiscales impopulares que impulsa el Gobierno. REUTERS/Ueslei Marcelino

(reuters_tickers)

BRASILIA (Reuters) - Los legisladores brasileños reeligieron el jueves a un cercano aliado del presidente Michel Temer como máxima autoridad de la Cámara de Diputados, lo que confirma la mayoría oficialista en el recinto y aumenta las posibilidades de que se apruebe un plan de reformas fiscales impopulares que impulsa el Gobierno.

El diputado Rodrigo Maia, de los Demócratas de centroderecha, retuvo con comodidad la presidencia de la Cámara baja con 293 votos, superando el requerimiento de la mayoría simple de los escaños.

Maia se comprometió a acelerar una polémica reforma del costoso sistema de pensiones de Brasil, al que se le adjudica la mayor responsabilidad por un enorme crecimiento del déficit presupuestario.

El pragmático de 46 años proveniente de una familia de políticos fue elegido por primera vez como presidente de la Cámara de Diputados el año pasado cuando su antecesor, Eduardo Cunha, renunció en medio de un escándalo para enfrentar un juicio por corrupción.

Rápidamente Maia se convirtió en un apoyo clave para los esfuerzos de Temer de restablecer la disciplina fiscal y ayudar a acelerar la aprobación de un límite por 20 años al gasto federal.

El jefe de los diputados prometió hacer que la Cámara baja sea "protagonista" de la agenda de reforma de Temer y dar prioridad a la aprobación de un proyecto para flexibilizar las leyes laborales de Brasil, una de las principales demandas de los empresarios en medio de una recesión que ya lleva dos años.

Su reelección se produjo un día después de que Temer se anotara otra victoria cuando los senadores eligieron como presidente de la Cámara alta al líder del oficialista PMDB, Eunicio Oliveira.

Maia y Oliveira enfrentan acusaciones por corrupción que podrían minar el respaldo legislativo a las reformas de Temer.

(Reporte de Maria Carolina Marcello y Anthony Boadle; Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

Reuters