Reuters internacional

Un manifestante acostado en el piso con el mensaje "VENEZUELA QUIERE JUSTICIA" durante una manifestación convocada por trabajadores de la salud y activistas de la oposición contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas, Venezuela, 22 de mayo de 2017. REUTERS/Carlos Barria

(reuters_tickers)

Por Eyanir Chinea

CARACAS, 22 mayo (Reuters) - Disturbios y saqueos agitaron el lunes el estado natal del fallecido líder socialista venezolano Hugo Chávez, Barinas, donde murieron tres personas en medio de manifestaciones antigubernamentales, dijeron autoridades.

La sede del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en Barinas, la capital del estado del mismo nombre, fue incendiada, denunció el vicepresidente del país petrolero, Tareck El Aissami.

"En el estado Barinas, el día de hoy, fue donde más se desataron los odios", dijo a la televisora estatal. Denunció saqueos a comercios, el asedio a un comando militar y a un hospital público y destrozos a un almacén de medicinas de una misión gubernamental.

La fiscalía, por su parte, informó que investiga la muerte de Yorman Bervecia, de 19 años, quien recibió un disparo en medio de una manifestación en el estado Barinas, considerado un fuerte bastión del chavismo y del mandatario Nicolás Maduro, heredero político de Chávez.

Más tarde, el Ministerio Público informó que también investiga el fallecimiento de Alfredo Carrizales durante una protesta en la ciudad de Barinas y de Adonis Pérez, de 22 años, en otra manifestación en Alto Barinas. No dio detalles sobre las causas de los decesos ni la edad de Carrizales.

Al menos 51 personas han muerto en casi dos meses y medio de protestas en todo el país sudamericano en contra del Gobierno de Maduro, muchas de las cuales han devenido en disturbios y saqueos en medio de fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y fuerzas de seguridad.

La oposición exige que se realicen elecciones adelantadas para sustituir a Maduro, pero el Gobierno alega que sus adversarios dirigen grupos "terroristas" que quieren derrocarlo y crear destrozos y muertes.

En Caracas y otras ciudades del país profesionales de la salud protestaron más temprano contra la crisis del sector sanitario y la acuciante escasez de medicinas.

La concentración en la capital fue disuelta por efectivos de seguridad que usaron gases lacrimógenos y camiones hidrantes para contener el avance de los marchistas, como ha sucedido casi a diario.

En medio de la ola de la agitación, El Aissami también denunció destrozos en un centro de salud en Caracas y una flota de autobuses públicos.

En el sur del país, en la ciudad de Puerto Ordaz, manifestantes iracundos "secuestraron", golpearon y desnudaron a un gerente de una empresa estatal, que luego de varias horas fue liberado, agregó.

(Reporte de Eyanir Chinea en Caracas. Editado por Silene Ramírez)

Reuters

 Reuters internacional