Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

En la imagen, Martin McGuinness sonríe durante una rueda de prensa para anunciar que Michelle O'Neill será su relevo para la próximas elecciones, en Belfast, Irlanda del Norte, el 26 de enero de 2017. Martin McGuinness, el comandante del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que dejó las armas para convertirse en un arquitecto clave de la paz en Irlanda del Norte, falleció el martes a los 66 años, generando homenajes tanto de aliados como de sus antiguos enemigos.REUTERS/Clodagh Kilcoyne/File Photo

(reuters_tickers)

Por Ian Graham

BELFAST (Reuters) - Martin McGuinness, el comandante del Ejército Republicano Irlandés (IRA) que dejó las armas para convertirse en un arquitecto clave de la paz en Irlanda del Norte, falleció el martes a los 66 años, generando homenajes tanto de aliados como de sus antiguos enemigos.

El que fuera la cara del republicanismo irlandés durante algunos de los peores momentos durante tres décadas de sangriento conflicto, en el que murieron más de 3.600 personas, siguió siendo una figura odiada para muchos protestantes probritánicos hasta su muerte.

No obstante, logró un amplio respeto en Gran Bretaña e Irlanda al unirse a sus mayores rivales para sellar el acuerdo de paz de 1998 y permitir que Irlanda del Norte volviera poco a poco a la normalidad.

"Aunque nunca podré perdonar el camino que tomó en la primera parte de su vida, Martin McGuinness jugó al final un papel decisivo al liderar al movimiento republicano lejos de la violencia", dijo la primera ministra británica, Theresa May. "Al actuar así, hizo una contribución esencial e histórica al extraordinario viaje de Irlanda del Norte del conflicto a la paz", agregó.

Estuvo presente durante la primera época del conflicto norirlandés como un comandante del IRA de 20 años que luchó contra el Ejército británico en las calles de su natal Londonderry. Ascendió rápidamente para convertirse en dirigente del IRA y fue condenado en 1973 tras ser detenido en un auto cargado con explosivos y balas.

"Martin McGuinness nunca fue a la guerra, fue a sus calles, a su ciudad, a su comunidad", dijo el líder republicano Gerry Adams a la cadena nacional irlandesa RTE. "En mi opinión, fue un gran hombre y se le echará de menos".

En los años 80, McGuinness fue junto a Adams un arquitecto clave en el ascenso electoral del Sinn Fein, el brazo político del IRA, defendiendo la estrategia de usar las urnas junto a las armas. Tras la segunda tregua del IRA en 1997, McGuinness se convirtió en jefe negociador del Sinn Fein en las conversaciones de paz que condujeron al Acuerdo de Viernes Santo de 1998.

McGuinness se convirtió en viceprimer ministro de Irlanda del Norte en 2007, puesto que ocupó durante una década, hasta que renunció en enero, poco después de que se le diagnosticara una rara enfermedad cardiaca.

(Reporte adicional de Estelle Shirbon; escrito por Padraic Halpin y Conor Humphries; editado en español por Carlos Aliaga y Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters