Reuters internacional

El Secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en una conferencia de prensa en las Consultas Ministeriales entre Australia y los Estados Unidos en la Casa del Gobierno en Sídney, Australia. 5 de junio 2017. Altos funcionarios estadounidenses dijeron el lunes que Estados Unidos, bajo el Gobierno del presidente Donald Trump, estaba comprometido con la región de Asia-Pacífico, calmando a unos nerviosos socios mundiales mientras recibe críticas por retirarse de un gran pacto mundial sobre el clima. REUTERS/Jason Reed

(reuters_tickers)

Por Idrees Ali y Colin Packham

SÍDNEY (Reuters) - Altos funcionarios estadounidenses dijeron el lunes que Estados Unidos, bajo el Gobierno del presidente Donald Trump, estaba comprometido con la región de Asia-Pacífico, calmando a unos nerviosos socios mundiales mientras recibe críticas por retirarse de un gran pacto mundial sobre el clima.

Los líderes mundiales han dicho que hay una creciente desconfianza en la administración de Trump, especialmente por su retirada de la Alianza del Pacífico, de ámbito comercial, y del Acuerdo de París, relativo al clima.

La retórica de Trump de "América Primero" y las expectativas de que se concrete en una agenda doméstica han atizado los temores a un retroceso desde el tradicional papel de seguridad de Estados Unidos que ha sostenido la región durante décadas.

Pero el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo que el gobierno de Trump sería juzgado por sus actos, no por sus palabras.

"Espero que el hecho de que estemos aquí demuestra que esta administración ni quiere ni intenta de ningún modo mantener las distancias con otros importantes aliados y socios en el mundo", dijo Tillerson a periodistas en Sídney.

"Por eso estamos aquí... Por eso hablamos con nuestros interlocutores", dijo.

Tillerson está en Sídney para una conferencia anual junto con el secretario de Defensa, Jim Mattis, y el líder del Mando del Pacífico, el almirante Harry Harris, entre otros.

Los lazos diplomáticos entre Estados Unidos y Australia se tensaron este año tras una disputa sobre solicitantes de asilo cuando Trump describió en Twitter un pacto de intercambio de refugiados como un "acuerdo tonto".

Pese a la disputa, la ministra australiana de Exteriores, Julie Bishop, dijo que la naturaleza de la relación bilateral se extiende más allá de lo superficial.

Mientras el Ejecutivo australiano dijo que no ha perdido la fe en Estados Unidos como un líder global, la decisión de Trump de abandonar el acuerdo sobre el cambio climático ha generado una oleada de críticas desde todo el mundo.

(Información de Idrees Ali y Colin Packham; información adicional de Ben Blanchard en BEIJING; Traducido por Rodrigo de Miguel. LEA/)

Reuters

 Reuters internacional