Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías israelíes retiran a un activista pro-asentamiento durante una operación de las fuerzas israelíes para desalojar a los residentes de varios hogares en el asentamiento israelí de Ofra, en la ocupada Cisjordania. 28 de febrero 2017. REUTERS/Ronen Zvulun

(reuters_tickers)

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA (Reuters) - El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, está revisando su participación en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, procurando una reforma a la agenda y el fin de la "obsesión con Israel", dijo el miércoles un alto funcionario estadounidense.

Washington ha sostenido durante mucho tiempo que el foro de Ginebra se centra injustamente en las supuestas violaciones de derechos humanos de Israel, incluyendo los crímenes de guerra contra civiles palestinos en la ocupada Cisjordania y en la Franja de Gaza.

Estados Unidos "sigue profundamente preocupado por un enfoque del Consejo que es sostenidamente injusto y desigual hacia un país democrático como Israel", dijo Erin Barclay, subsecretaria de Estado adjunta de Estados Unidos, al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Barclay cuestionó si centrarse en Israel era una prioridad razonable, añadiendo que el gobierno del presidente sirio Bashar al-Assad estaba bombardeando hospitales, mientras que Corea del Norte e Irán negaban a millones de personas sus libertades religiosas, el derecho a reunirse pacíficamente y a la libre expresión.

"Para que este Consejo tenga credibilidad, debe alejarse de sus posiciones desequilibradas e improductivas", agregó Barclay.

Estados Unidos es uno de los 47 miembros que integran el Consejo de Derechos Humanos. Su periodo de tres años termina en 2019.

No hubo reacción inmediata del foro en Ginebra, pero el martes Rolando Gómez, portavoz del Consejo, dijo en una sesión informativa que "Estados Unidos ha sido un socio activo y constructivo en el Consejo durante muchos años, encabezando una serie de iniciativas importantes como Corea del Norte, Irán, Siria, los derechos LGBT (...) y muchas cuestiones que ciertamente están en la agenda de hoy".

Goméz dijo que cualquier país que deseara revocar su pertenencia al consejo tendría que pasar por la Asamblea General en Nueva York.

(Reporte adicional de Tom Miles; Traducido por Hernán Funes)

Reuters