Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Las ventas minoristas de Estados Unidos aumentaron en julio, ya que los consumidores volvieron a adquirir una serie de productos pese a reducir sus compras de vehículos motorizados, lo que podría aliviar el miedo de que la economía se esté dirigiendo a una recesión.

Sin embargo, el alentador informe del Departamento del Comercio del jueves no cambiaría expectativas de que la Reserva Federal bajará las tasas de interés en septiembre. Las cifras de manufactura siguen débiles, resaltando el sombrío panorama en medio de tensiones comerciales y desaceleración a nivel global.

Un tramo clave de la curva de rendimientos de los bonos del Tesoro se invirtió el miércoles por primera vez desde junio de 2007, lo que generó una liquidación en el mercado bursátil. El movimiento es históricamente un predictor confiable de inminentes recesiones.

Los mercados financieros descuentan por completo un baja de tasas de 25 puntos básicos en la reunión de la Fed del 17 y 18 de septiembre. Pero el dato podría reducir las expectativas de un recorte de 50 puntos básicos el próximo mes.

"Entonces sí, los consumidores están impulsando el crecimiento económico y reduciendo las presiones sobre la Reserva Federal para recortar más agresivamente, pero la propia guerra comercial, y la retórica que la acompaña impulsarán más bajas de tasas", dijo Jennifer Lee, economista senior de BMO Capital Markets en Toronto.

Las ventas minoristas subieron un 0,7% el mes pasado que se compara con el alza de 0,3% en junio y con el incremento de 0,3% previsto por economistas. En la comparación interanual, el mes pasado registraron un incremento del 3,4%.

Excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos, las ventas minoristas escalaron un 1% en julio tras un 0,7% el mes previo. Las denominadas ventas minoristas subyacentes se corresponden más estrechamente con el componente del gasto del consumidor del Producto Interno Bruto.

SÓLIDO MERCADO LABORAL

La ganancia de julio en las ventas minoristas subyacentes sugiere un sólido gasto del consumidor a inicios del tercer trimestre, pero una desaceleración desde el 4,3% anualizado de abril-junio. El gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la economía, es respaldado por la menor tasa de desempleo en casi medio siglo.

Aunque un reporte por separado del Departamento del Trabajo mostró un aumento en el número de estadounidenses que solicitó ayuda estatal por desempleo la semana pasada, la tendencia sigue apuntando a un sólido mercado laboral.

El sólido gasto de los consumidores está mitigando cierto impacto sobre la economía de la caída en las fábricas, que es resaltada por la débil inversión empresarial. Sin embargo, hay señales de peligro para el mercado laboral provenientes de las manufacturas.

Un informe de la Fed mostró que la producción manufacturera cayó un 0,4% en julio. La producción de las fábricas ha descendido más de un 1,5% desde diciembre de 2018.

(Reporte de Lucia Mutikani, Editado en Español por Manuel Farías)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes