Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un policía interroga a un presunto miembro de una banda antes de una ceremonia para declarar a sus comunidades una zona de paz en el vecindario de La Selva de Ilopango, El Salvador. 3 febrero 2017. Estados Unidos desembolsó los primeros 98 millones de dólares asignados a El Salvador como parte de la Alianza para la Prosperidad, un plan de desarrollo conjunto con Guatemala y Honduras para combatir la violencia y frenar la migración irregular, dijeron funcionarios el lunes. REUTERS/José Cabezas

(reuters_tickers)

SAN SALVADOR (Reuters) - Estados Unidos desembolsó los primeros 98 millones de dólares asignados a El Salvador como parte de la Alianza para la Prosperidad, un plan de desarrollo conjunto con Guatemala y Honduras para combatir la violencia y frenar la migración irregular, dijeron funcionarios el lunes.

El Congreso de Estados Unidos aprobó en 2015 y 2016 dos partidas de 750 millones de dólares para los tres países, pero los fondos comenzaron a fluir recientemente, después de acordarse que serán manejados directamente por las agencias estadounidenses en la región y no por los gobiernos.

"Estos fondos adicionales apoyan al país a atacar la raíz de las causas de la migración irregular, tales como la inseguridad, la falta de oportunidades económicas y educativas y la desintegración familiar", expresó la embajadora de los Estados Unidos, Jean Manes, en conferencia de prensa con el canciller salvadoreño Hugo Martínez.

En El Salvador, que cerró 2016 con una de las tasas de homicidios más altas del mundo, los recursos se utilizarán para planes seguridad y desarrollo en zonas empobrecidas del país azotadas por pandilleros y narcotraficantes, así como para fortalecer instituciones como la Fiscalía.

Guatemala y Honduras confirmaron el mes pasado la llegada de los recursos, que los gobiernos deben complementar con fondos presupuestarios para infraestructura, educación, salud y atender a migrantes deportados. [nL1N1FI004]

El Plan Alianza fue impulsado por el ex presidente Barack Obama tras la crisis migratoria del verano de 2014, cuando decenas de miles de menores no acompañados desbordaron la frontera sur de Estados Unidos.

Aunque la grave situación migratoria persiste, no está claro si el presidente Trump respaldará la iniciativa, que debe ser renovada anualmente, mientras favorece otras políticas como la construcción de un muro en la frontera sur con México o aumentar las deportaciones en su país.

(Reporte de Nelson Rentería; editado por Enrique Andrés Pretel y Carlos Serrano)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Reuters